Problemas con el agua y la luz en todo Neuquén

Los servicios fueron exigidos al máximo y en muchos casos no pudieron responder a la demanda.

Matías Subat

NEUQUÉN (AN).- Cortes rotativos de energía y problemas con el suministro de agua fueron el denominador común en la segunda jornada consecutiva con temperaturas en torno a los 40 grados en la región. La demanda superó la capacidad de abastecimientos de las redes y en casi todas las ciudades de la provincia se registraron inconvenientes.

En el caso de Neuquén capital, los cortes de luz se realizaron en forma programa y rotativa directamente desde CALF, aunque a pedido del Despacho Regional de Cargas, el organismo que controla el suministro regional.

Los vecinos de Centenario también sufrieron interrupciones en el suministro eléctrico y baja presión de agua en buena parte de la ciudad, aunque según el municipio no fue necesario recurrir a camiones cisterna (ver aparte).

San Martín de los Andes venía soportando bien la demanda hasta que ayer a la mañana temprano se produjo un prolongado corte de energía que afectó a media ciudad. Fue atribuido al roce de las ramas de los árboles contra los cables, que a su vez se habría debido a que la poda no fue efectuada en el tiempo que correspondía por un largo conflicto gremial (ver aparte).

Las ciudades petroleras de la provincia no fueron la excepción: en Cutral Co, Plaza Huincul y Centenario se sintió la escasez de agua, las bombas trabajaron al límite de su capacidad y hubo cortes sectoriales de luz (ver aparte).

En Neuquén capital el jueves salieron de servicio dos líneas de electricidad en la zona de Parque Industrial, lo que afectó el abastecimiento de agua a por lo menos 100.000 personas. Ayer CALF intentó curarse en salud y los cortes fueron programados y rotativos.

Los cortes fueron diseñaron de forma tal de afectar a la menor cantidad de usuarios posibles y sin tocar a los barrios más populosos. Pero a las 12:30 se afectó uno de los bombeos de agua potable más importantes de la ciudad, llevando nuevamente problemas a miles de casas, esta vez de la zona centro este. Las interrupciones tuvieron una duración promedio de dos horas y obedecieron a un consumo excesivo que mantuvo a toda la región –en un sistema que está interconectado– al límite de la capacidad.

Ayer nuevamente las temperaturas fueron agobiantes con una mínima de 27,7 grados a las 7 de la mañana. Esto motivó que desde muy temprano los neuquinos que están de vacaciones acudieran a los balnearios o clubes con pileta para refrescarse.

En cambio, muchos de quienes tuvieron que caminar por el centro debido a motivos laborales o para hacer trámites lo hicieron acompañados por una botella de agua.

Los días de calor vividos revelaron una peligrosa falla en el moderno sistema de agua potable Mari Menuco dado que ante la salida de servicio de una línea eléctrica, el gerente del Servicio Neuquén del EPAS, Daniel Luz Clara, advirtió que “nos encontramos con que la segunda línea tampoco tenía luz y eso sacó de servicio las dos cisternas gigantes de Alta Barda”.

Ola de calor


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora