Procesado por dos intentos de homicidio contra taxista de Roca

Archivo

ROCA.- “¿Viste?, te dije que te iba a matar”, le habría dicho Alfredo Dell Orfano al taxista Alberto Gadano luego de empaparlo con solvente y mientras hacía chispear repetidamente un encendedor. Así lo declararon testigos directos del hecho, en la causa donde se investiga el brutal ataque sufrido por el hombre de 58 años en la tarde del 16 de octubre pasado en Roca. Desde aquel día el taxista está internado. Estuvo al borde de la muerte por las quemaduras y recién la semana pasada pudo volver a comunicarse y a comer. El juez de instrucción Rubén Norry procesó a Dell Orfano y le dictó la prisión preventiva. La defensa no apeló y la causa se encamina rápidamente al juicio oral. Pero antes habrá que esperar el dictamen que un equipo de psiquiatras que esta semana analizarán el estado de salud mental del acusado. El defensor de Dell Orfano sostiene que éste actuó en estado de inimputabilidad a raíz de una patología neurológica de vieja data. El procesamiento atribuye a Dell Orfano, de 41 años, los delitos de “homicidio en grado de tentativa en concurso real con resistencia a la autoridad y lesiones leves reiteradas, todo en concurso real con homicidio doblemente agravado por ensañamiento y por creación de un peligro común, en grado de tentativa”. Los ataques contra Gadano comenzaron el 15 de octubre a la siesta, cuando su ex patrón, Dell Orfano, lo interceptó en la esquina de Tucumán y Maipú. Según el procesamiento, allí habría tratado de matarlo a golpes con un palo, pero el chofer huyó, avisó a la policía y el sospechoso fue detenido. Para resistirse al arresto habría golpeado a dos uniformadas de la Comisaría Tercera, causándoles lesiones leves. Dell Orfano estuvo preso hasta el mediodía del 17. Y apenas fue liberado habría iniciado la ejecución del segundo ataque, evidenciando el “ensañamiento” con su víctima. Habría buscado un frasco con el combustible y salido en busca de Gadano, quien para entonces estaba en la parada de Villegas y Damas Patricias esperando ser llamado para algún viaje. Por radio le indicaron que buscara a un pasajero en calle Villegas al 4300, en la zona este de Roca, y hasta allí lo siguió Dell Orfano. Mientras Gadano esperaba al cliente fue sorpresivamente empapado con el solvente y bastó una chispa para que se prendiera el fuego. El equipo de GNC del taxi estuvo a punto de estallar y eso generó la agravante del “peligro común”, según el juez Norry. Tras eso, Dell Orfano escapó, aunque se entregó a la Justicia al día siguiente.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios