Proceso radical: Matzen con convenio y frente interno

La diputada nacional pretende seguir al frente de la UCR que este año tendrá elecciones para renovar las autoridades partidarias.



La presidenta de la UCR rionegrina, Lorena Matzen, firmó un convenio de capacitacion con la fundacion Alem. Foto: Marcelo Ochoa.

La presidenta de la UCR rionegrina, Lorena Matzen, firmó un convenio de capacitacion con la fundacion Alem. Foto: Marcelo Ochoa.

La UCR tendrá este año su proceso interno al vencer el mandato de la conducción, que hoy lidera la diputada Lorena Matzen. La diputada nacional -que llegó al mando por renuncia de Darío Berardi- pretende su continuidad pero también alistan al ex intendente de Valcheta, Yamile Direne para esa presidencia.

Matzen aprovechó la rubrica de un convenio de capacitación dirigencial para insistir en críticas internas. La firma fue con la Fundación Alem, que preside Lilia Puig de Stubrin.

“La UCR no oculta la crisis después de la pérdida del gobierno en 2011. Nos ha costado bastante encontrar el camino para reconstruir el partido“, afirmó. Habló de “personalismos” y que “el partido se alejó de la gente”. Así, reivindicó la necesidad de la capacitación. “La reconstrucción -agregó- debe surgir de un partido con contenido. A nadie escapa a que ha habido una gran fuga de dirigentes (como a Juntos), perdimos poder, y a algunos no les fue sencillo quedarse en la trinchera”.

Simultáneamente, otros sectores se reúnen en apoyo a Direne para presidir la UCR. Entre los impulsores figurarían intendentes, como Carlos Toro (Jacobacci), Miguel Martínez (Huergo) y Hugo Funes (Chimpay), y además distintos comités seccionales.

Matzen y las finanzas provinciales

Además, en cuanto a la situación financiera-económica de Río Negro, Matzen recordó que “cuando tratamos el proyecto de Solidaridad (en la cámara baja) una de las cuestiones que me preocupaba es la gran deuda gestada en el Plan Castello”.

Si bien destacó que algunas obras fueron un “acierto” como el gasoducto de la Línea Sur, opinó que el plan “ha sido un generador de deudas”. A su entender “lo que sucedió con la Ley de Solidaridad es tener a nuestro gobierno provincial seguramente sometido a gusto y ‘piacere’ del gobierno nacional que ahora maneja los fondos de manera discrecional y creo que en rio negro está en peligro”.

Planteó que por los compromisos financieros Río Negro, “donde todo no está perfecto, necesitará en forma permanente de la colaboración nacional”.

En su opinión se debe apelar a un plan para salir de ese esquema de endeudamiento, discutir dónde se asignan los recursos porque hay hospitales y escuelas en problemas, y a Carreras le dejaron una herencia con una bomba que “se tiene que hacer cargo”.


Comentarios


Proceso radical: Matzen con convenio y frente interno