Productores de fruta fina contra barreras internas

Se exige ahora un registro especial para poder sacar la mercadería de la Patagonia.



#

Productores cuestionan una nueva exigencia de Senasa. Archivo

MEDIDA DE SENASA

La presidenta de la Cámara de Elaboradores de Fruta Fina Paralelo 42, Claudia López, cuestionó los impedimentos a la libre comercialización de los productos de la Comarca Andina por parte de algunos organismos nacionales que exigen la inscripción en un registro especial del Senasa para poder salir con la mercadería de la Patagonia.

Sostuvo que ese tipo de restricciones generan perjuicios a los pequeños productores que deben entregar sus productos en término y afirmó que las medidas aplicadas “desalientan al productor”.

Comentó que a principios de octubre pasado el jefe de Senasa Patagonia Norte, ingeniero Ricardo Sánchez, informó que se dictó una providencia donde se exceptua de la inscripción ante Senasa para establecimientos que procesen menos de 100 toneladas anuales de fruta. Se trata de la providencia 51 que se emitió el 2 de septiembre pasado.

López relató que el 8 de octubre pasado en la barerra de Rio Colorado de la Funbapa detuvieron un camión cargado con producción procedente de la Comarca Andina porque el establecimiento no estaba incripto en Senasa.

Explicó que llamó a la oficina que Funbapa tiene en Viedma para informarles que el jefe del Senasa les había indicado que no correspondía ese requerimiento para los pequeños productores de fruta fina del Paralelo 42. Dijo que gracias a la intervención de una autoridad del Senasa se pudo resolver el problema.

López pidió directivas a Funbapa para que expliquen cómo será el procedimiento a partir de la providencia vigente, pero desde ese organismo no habían respondido la información solicitada.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Elaboradores de Fruta Fina señaló que el miércoles pasado otra vez personal de Funbapa detuvo otro camión con dulces de su establecimiento y le impidió seguir su trayecto hacia Buenos Aires.

López dijo en diálogo con “Río Negro” que hay problemas de comunicación entre Senasa y Funbapa que “complican al productor”. Señaló que “estamos tratando de subsistir en el mercado interno”. Y lamentó que este tipo de inconvenientes perjudican la entrega en los plazos requeridos por los supermercados que son los compradores de la producción. Sostuvo que “por las demoras te pueden bajar de la lista de proveedores”.

Reiteró que hay trabajadores que dependen de la actividad que desarrollan. Y consideró que tal como está la situación “se trata de una especie de aduanas internas”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Productores de fruta fina contra barreras internas