Proyectado trasplante de cabeza sólo causa escepticismo

El proyecto de un neurocirujano italiano de realizar el primer trasplante de cabeza humana fue recibido con escepticismo el viernes por sus colegas durante una conferencia en Estados Unidos, en la que hizo un llamado a potenciales donantes.

ANNAPOLIS, Estados Unidos

El doctor Sergio Canavero, director del Grupo de Neuromodulación Avanzada de Turín, anunció su proyecto a fines de 2013, y entonces estimó que tal intervención sería posible en dos años, es decir en 2016.

Pero su presentación de dos horas y media el viernes en la conferencia de la Academia Estadounidense de Cirugía Neurológica y Ortopédica (Aanos por su sigla en inglés) no convenció en absoluto, dado que los obstáculos parecen múltiples.

Entre los 150 participantes, se encontraba el primer voluntario para el trasplante, un ruso de 30 años, Valery Spiridonov, quien padece la enfermedad de Werdnig-Hoffmann, que consiste en la atrofia progresiva incurable de los músculos.

Canavero describió largamente cómo preveía volver a soldar la médula ósea seccionada, punto crucial de la cirugía, y citó los avances de la investigación en ese terreno, sobre todo en animales. Según él, el secreto reside en una lámina muy fina que permite cortar las fibras nerviosas sin dañarlas. Pretende usar polietilenoglicol, una sustancia química común, y una corriente eléctrica para acelerar su anexión.

Sin embargo, apenas se refirió a los demás problemas, como el rápido restablecimiento de la circulación sanguínea en el cerebro y las conexiones del sistema nervioso parasimpático, un componente clave de las funciones automáticas del organismo.

Jerry Silver, profesor de neurología en la Universidad Case Western, afirmó que la técnica para reconectar la médula ósea descrita por el doctor Canavero nunca fue realmente intentada.

Para Art Caplan, profesor de bioética del Centro Médico Langone en Nueva York, «si alguien supiera hacer lo que él pretende poder hacer, ya nos los hubiera demostrado en experiencias con animales y esas experiencias se hubieran publicado en revistas científicas

El primer trasplante de cabeza fue hecho en los años 70 en Estados Unidos por el doctor Robert White, quien unió la cabeza de un simio al cuerpo de otro primate, pero sin restaurar la función de la médula ósea. El animal murió poco después.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios