Pujas y advertencias por las colectoras oficialistas

La dispersión de boletas apoyando a Barbeito-Arriaga generó un fuerte debate entre los referentes de la Concertación rionegrina. El candidato a vice no quiere listas ajenas en su circuito.

Miguel Gambera

El oficialismo persiste en un fuerte debate por las boletas colectoras para Barbeito-Arriaga . No hay coincidencias en esa estrategia. Además, el Tribunal Electoral podría sumar otro escollo cuando resuelva la impugnación del Partido Provincial Rionegrino (PPR). Esta situación quedó expuesta ayer en la Mesa de la Concertación, que reunió a la dirigencia radical con sus aliados. Hablaron casi cuatro horas pero las posiciones siguen encontradas. Como salida se dispuso un cuarto intermedio a la espera del fallo del Tribunal Electoral que modificaría -según las especulaciones- el inicial esquema oficialista. El tribunal avalaría en todo o en parte el planteo del PPR contra el diseño electoral de la Concertación, que quiere ofrecer un amplia oferta de boletas en favor del formula oficial. La Justicia puede eliminar obstáculos que la política no puede superar. Ayer, la dirigencia evidenció sus marcados contrastes. En principio, los asistentes se juraron “trabajar para ganar con Barbeito- Arriaga”, buscando que todas las fuerzas se complementen pero rápidamente afloraron las disputas cuando emergía un interés sectorial. “Las colectoras no pueden disputarse el mismo electorado” dijeron algunos. Otro mensaje, más directo, sostuvo que “ningún radical puede ir en otra lista”. Daniel Sartor y Sergio Wisky fueron los más convencidos impulsores de las colectoras por Barbeito. Todas las posibles, parece ser su camino. Víctor Medina respaldó con ciertas razones. Francisco González acompañó. Ricardo Ledo y Alcides Pinazo narraron su adhesión con la boleta de Unidos por Río Negro. Enfrente, las opiniones más críticas fueron de Julio Arriaga y Bautista Mendioroz. Aquel poco dijo, pero fue terminante. “No estoy de acuerdo, pero voy a aceptarlas. Sólo dos colectoras y no quiero ninguna en mi circuito (Valle Oeste)”, sentenció Arriaga. No habló más. Mendioroz resistió y, como el cipoleño, recordó los límites acordados hace algunas semanas con Barbeito y Miguel Saiz. Sartor no tenía igual recuerdo de tales definiciones. Conclusiones y acuerdos que aún aparecen lejos. Así, queda afuera -como mínimo- una tercera lista, la de Nuevo Encuentro-PUL. “Hay que hacer un esfuerzo para contenerlo”, pidió Wisky, en referencia a Mateos Canosa, como un ícono K de la participación juvenil. “Sí, pero no con una colectora”, replicó el vice. Ledo y Pinazo hablaron de sus charlas con Canosa, con un ofrecimiento de sumarlo en el tercer lugar de la sábana pero aquel sólo quiere el primer lugar (ya reservado para Ledo). Osvaldo Muena del PP también confrontó desde su necesidad. Contó que se lo ubicó noveno en la sábana y ahora se le disputan sus posibilidades con boletas colectoras. Luego, el dirigente Fernando Grandoso se detuvo recordando que la Convención ya avaló los candidatos radicales, desestimando otros respaldos adicionales del oficialismo. El intendente Jorge Ferreira insistió en el cumplimiento de lo acordado, buscando erosionar cualquier apoyo gubernamental para la candidatura local de Mario De Rege. (AV)

Barbeito-Arriaga o Arriaga-Barbeito, los únicos que no cambian. Después de ellos el oficialismo ensaya varios “equipos” alternativos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora