Qué más se sabe de los argentinos que naufragaron con su velero en Brasil

Se encontraban navegando hacia Río de Janeiro y fueron alcanzados por una fuerte tormenta, que dio vuelta la embarcación. La última comunicación fue aproximadamente hace 30 horas con la hija de uno de los tripulantes. Viajaba Jorge Benozzi, reconocido oftalmólogo de prestigio internacional.





ESTÁN DESAPARECIDOS

Cuatro argentinos que el viernes partieron en un velero desde el puerto bonaerense de San Fernando con destino a Río de Janeiro, Brasil, eran buscados hoy frente a las costas de ese país en Río Grande del Sur, en el marco de un temporal fuerte que afectaba la zona.

Las personas que viajaban en el velero son Alejandro Vernero, cardiólogo, de 62 años; Jorge Benozzi, un prestigioso oftalmólogo de la misma edad; su yerno, Mauro Capuccio, de 35; y Horacio Morales, apodado “el Mono”, de 62.

Las identidades fueron informadas a DyN por Tomás Vernero, hijo de uno de los ocupantes del velero.

“El martes los agarró un fuerte temporal a unos 200 kilómetros de las costas de Río Grande del Sur, que hizo dar una vuelta de campana al velero”, sostuvo Vernero.

Los tripulantes del velero, expresó, “pudieron colocar la embarcación en posición normal y mantuvimos contacto telefónico con ellos hasta la madrugada de ayer. Superaron bien la vuelta de campana”.

“Tenían alimentos en el velero para 15 días”, afirmó Vernero.

Asimismo, manifestó que los tripulantes de la embarcación tienen “una extensa experiencia en viajes de este tipo” y sostuvo que la búsqueda era realizada por efectivos de la Marina y la Fuerza Aérea de Brasil.

La esposa de Mauro Capuccio e hija de Benozzi, ambos tripulantes del velero, dijo a la prensa que el martes “se comunicaron por teléfono satelital para decirnos que estaban en medio de una tormenta fuerte”.

La tormenta, expresó la mujer que se identificó como Giovana, “los dio vuelta, pero dijeron que ya estaban bien”.

“Estuvimos en contacto con ellos hasta el miércoles a las 2 de la mañana”, sostuvo, y expresó que en esa oportunidad “nos comunicaron que se estaban quedando sin batería”.

Al momento de la comunicación el velero se encontraba a unos 400 kilómetros de la costa, en cercanías la ciudad brasileña de Porto Alegre.

La mujer dijo que los tripulantes tienen alimentos y agua para 15 días y aseguró que la embarcación se encuentra en buen estado, aunque tras la tormenta quedó sin velas y electricidad, lo que dificulta su localización por radar.

Familiares de los tripulantes informaron que la Armada brasileña tomó contacto con un barco noruego que avistó y escoltó al velero, pero luego lo perdió de vista por el mal clima.

“Dijeron que el mar está agitado y por el color del velero es difícil ubicarlo”, expresó la esposa de Capuccio, y consideró que “lo más probable es que cuando bajen las olas podamos buscarlos mejor”.

La Armada argentina, dijo la mujer, prestará colaboración mediante el envío de una corbeta, y sostuvo que mantiene contacto con el consulado brasileño.

Benozzi, prestigioso oftalmólogo que en 2009 recibió el premio Innovar del ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, desarrolló un tratamiento para combatir la presbicia con gotas: es el creador del método Benozzi, un tratamiento médico para corregir la presbicia sin usar anteojos

Jorge “Pulga” Benozzi nació en San Pedro y en 1970 se instaló en Buenos Aires para cursar en la UBA la carrera de medicina, que terminó en 1976.

En 1978, ya especializado en oftalmología, trabajaba en el Hospital Durand. Ese año viajó a Bélgica para perfeccionarse y se transformó en uno de los principales referentes sobre las enfermedades de la vista.

En 1981 volvió a la Argentina y permaneció hasta 1984, año en que volvió a Europa, para trabajar y estudiar en Francia. En 1987 regresó a nuestro país y se instaló definitivamente con su familia.

Entre 1998 y 2005, el doctor se desempeñó como Director del Laboratorio de Neuroquímica Retinaria y Oftalmología Experimental de la UBA.

Recibió numerosos reconocimientos, entre ellos como el Chibret International en Singapur (1990) y el Premio Sociedad Argentina de Oftalmología al Mejor Trabajo de Investigación (2002).

Actualmente, Benozzi es Director del Centro de Investigación Avanzada para la Presbicia (CIAP), Presidente del Comité de Electrofisiología Médica en la Asociación Médica Argentina y docente de la Cátedra de Oftalmología de la Facultad de Medicina de la UBA.

Agencias


Comentarios


Qué más se sabe de los argentinos que naufragaron con su velero en Brasil