Quejas por tramos de tierra en muy mal estado

Preocupación, también, por el parate en obras de asfalto

José Mellado

JACOBACCI (AJ).- El pésimo estado que presentan algunos tramos de tierra de la Ruta Nacional 23 y el marcado parate de las empresas que construyen el asfalto generan quejas y preocupación en los pobladores de la Región Sur rionegrina. La ruta es la principal vía de comunicación de la zona: se abastecen la mayoría de los pueblos y también sale todo lo que produce la región. A ello se suma que a medida que se acerca el verano, el tránsito se intensifica debido a su conectividad entre la cordillera y el mar. Quienes deciden unir Las Grutas con Bariloche recorren casi 400 kilómetros menos que por el Alto Valle y, además, cuentan con el beneficio del combustible subsidiado. Sin embargo, los 350 kilómetros de tierra presentan un estado muy malo. Los peores tramos son los que unen Los Menucos con Maquinchao y Pilcaniyeu Viejo con Bariloche. “Habría que aplaudir cada vez que llega el micro a cada localidad en señal de agradecimiento y recompensar a los pobladores que ponen sus autos para circular. No se puede transitar en una ruta con semejante estado de abandono. Es un peligro”, sostuvo Víctor Lastreto, un experto en tránsito que visitó Jacobacci para dictar una capacitación en el tema. El hombre describió como “un calvario” viajar en micro desde Los Menucos hasta Jacobacci y señaló que “en el estado en que está la ruta, es inevitable la destrucción de los vehículos”. Al juzgar los hechos la razón lo asiste. Entre Los Menucos y Aguada de Guerra, los automovilistas prácticamente deben circular a paso de hombre. El serrucho es constante y se suman grandes pozos, guadales y piedras sueltas. Violando las restricciones, los conductores se suben a la nueva traza de la ruta donde se construye el asfalto, a pesar de que con el tránsito se está destruyendo la imprimación en los primeros 20 kilómetros. Desde Aguada de Guerra a Maquinchao hay corte y grandes piedras sueltas a lo largo de los 35 kilómetros y, desde Maquinchao hasta el kilómetro 602 (trayecto de 40 kilómetros) la presencia de grandes guadales y pozos son obstáculos difíciles de sortear. Entre Maquinchao y Jacobacci el mantenimiento le corresponde a Viarse, aunque la ausencia de motoniveladoras es notoria. Desde allí hasta Bariloche a Vialidad Nacional. La traza mejora un poco entre Jacobacci y Pilcaniyeu Viejo, pero en los últimos 80 kilómetros las dificultades vuelven a aparecer, a pesar de que en lo que va del año la presencia de maquinaria trabajando se vio incrementada. Los automovilistas ven con preocupación la falta de un mantenimiento adecuado. Por otro lado, el marcado parate de la mayoría de las empresas que construyen el asfalto de la Ruta 23 entre Los Menucos y Bariloche también genera preocupación en los pobladores de la Región Sur que temen que la obra se paralice.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios