“Quiero creer que no hay otros intereses”

La dueña del predio donde funciona el Estación Limay en Cipolletti criticó la expropiación que inició la Provincia.

#

El contrato vence en febrero. La dueña del terreno donde funciona el colegio aseguró que siempre estuvo abierta a negociar. (Foto: archivo )

La dueña del predio donde funciona el colegio privado Estación Limay en Cipolletti, Marta Krause, hizo referencias al comunicado que emitió días atrás la Provincia en el cual deja expresó públicamente que se elevó un proyecto a la Legislatura de Río Negro para iniciar el proceso de expropiar del terreno ubicado en barrio Mariano Moreno.

Tanto el gobierno provincial como el municipal adhieren a esta postura de expropiar el terreno de un privado para “garantizar” la educación de la matrícula que supera los 700 alumnos.

El martes pasado, el gobierno provincial publicó en su página oficial que inició el trámite de declaración de utilidad pública sujeto a expropiación del predio de 8000 metros cuadrados donde funciona el colegio privado.

“Hoy siento un complot que se armó contra mi persona. Quiero creer que la autoridad provincial y la municipal están accionado en mi contra, no por intereses personales, sino porque han escuchado una sola campaña”, expresó Krause.

“Hoy les ofrezco, a través de la posibilidad que me da el diario, otra versión de los hechos y estoy dispuesta a acercarles las pruebas que tengo” dijo en exclusiva a este medio.

El conflicto en la negociación se inició hace un año cuando la dueña de predio le avisó a las autoridades del colegio que no continuaría con el contrato. El mismo tiene vigencia hasta febrero de 2019.

Según el relato de Krause tras la insistencia de la mutual AMSE Estación Limay decidió ofrecer dos años más de contrato y un nuevo costo del alquiler, muy por encima del actual. Según informó semanas atrás el abogado de Krause, Michel Rischmann, el valor lo fijó “un tasador”.

La falta de acuerdo y el vencimiento antes del inicio lectivo del año próximo prendió el alerta en el gobierno provincial y municipal ya que sin ese espacio deberán resolver qué hacen con los chicos que se quedarán sin colegio. Entre jardín, primaria y secundaria la matrícula ronda los 740 alumnos.

Este medio intentó en varias oportunidades ponerse en contacto con las autoridades del colegio pero no obtuvo respuestas. Según Krause ella siempre estuvo a disposición para negociar el nuevo contrato.

“Yo tengo a mi favor las cartas documentos que me avalan el haberme mantenido desde el 17 de septiembre hasta hoy abierta a negociar una propuesta. En ella pido lo que más me interesa, garantías que me aseguren que al cabo de dos años no me encontraré envuelta nuevamente en este conflicto”.

Krause deslizó que desde Estación Limay tienen interés por la expropiación y por tal motivo cerraron las negociaciones. Si el gobierno provincial avanza en la expropiación sentaría un antecedentes inédito en la provincia. “Aquí está claro que AMSE Estación Limay, por interés a lograr otra cosa, cerró la posibilidad de negociar y proclama que lo hice yo”., expresó.

Elevaron un proyecto

El gobierno provincial impulsa la expropiación del predio del colegio Estación Limay para cederlo a la institución. Con una matrícula de más de 700 alumnos y un plantel de 129 empleados, entre docentes y no docentes, el Ejecutivo busca “garantizar el acceso a la educación de los chicos”, según informaron.

El Poder Ejecutivo envió a la Legislatura el proyecto que prevé la expropiación del predio con el objetivo de “garantizar la continuidad del funcionamiento en el mismo lugar de esta institución educativa”, explicaron.

“En una negociación hay dos partes involucradas, si hay desacuerdo en algo se dialoga hasta que las partes se ponen de acuerdo”.

Marta Krause, dueña del terreno donde funciona el colegio Estación Limay.

El martes, el gobierno provincial informó que elevó un proyecto a la Legislatura para declarar el predio de utilidad pública sujeto a expropiación.

Dato

Datos

“En una negociación hay dos partes involucradas, si hay desacuerdo en algo se dialoga hasta que las partes se ponen de acuerdo”.
El martes, el gobierno provincial informó que elevó un proyecto a la Legislatura para declarar el predio de utilidad pública sujeto a expropiación.
2 años
es el ofrecimiento que hizo Marta Krause para renovar el contrato, pero el colegio pretende tres años.

Comentarios


“Quiero creer que no hay otros intereses”