Reactivan proyecto de tren interurbano

Desde Cipolletti, un grupo de vecinos intenta reinstalar la propuesta de un ferrocarril que una las localidades del Alto Valle entre Regina y Plottier.

CIPOLLETTI (AC).- La necesidad del relanzamiento del ferrocarril interurbano entre Regina y Plottier -el denominado «Tren del Valle»- está siendo fogoneada por un grupo de vecinos, profesionales muchos de ellos, ya con conocimiento extraoficial de autoridades municipales y provinciales rionegrinas y neuquinas, con el objetivo de mejorar el servicio del transporte de miles de personas y también para descomprimir la ruta nacional 22, y con ello buscar el descenso del alto índice de accidentología que se referencia en esa arteria.

Si bien en una reunión abierta que se desarrollará el miércoles desde las 20 en la Biblioteca Rivadavia de esta ciudad se manejarán las diversas alternativas que giran en derredor de este emprendimiento, y se irán compatibilizando las opiniones, y generando estrategias, por medio de uno de los voceros de la iniciativa, el ingeniero agrónomo Eduardo Griffoi, se conocieron determinadas definiciones.

Trascendió que la materialización del interurbano podría estar a cargo directamente de los privados, de alguna organización mixta privada-estatal o también de un ente que podrían integrar las municipalidades que se encolumnan en la línea del recorrido con participación inclusive de los dos estados provinciales.

En este aspecto ya hubo una experiencia concreta, en los años 80, generada por el entonces diputado nacional Carlos Vidal, de la UCR, cuando una formación se movilizó entre Neuquén capital y Roca, y en algún horario hasta Regina, que no logró estabilizarse por razones diversas, entre las que se contaron la insuficiente cantidad de usuarios y la falta de ensamble de los horarios con las necesidades y las actividades de los que viajaban, pero que marcó un precedente que caló hondo en la comunidad.

Y otra experiencia que estuvo a punto de concretarse pero que se frustró por cuestiones relacionadas presuntamente con la falta de fondos de inversión fue la de una cooperativa de Olavarría. Esta posibilidad contó con el firme apoyo del ahora diputado nacional Julio Arriaga cuando era intendente de Cipolletti.

La cooperativa -aunque también pensando en otra alternativa en otro punto del país- se embarcó en la construcción de vagones en una fábrica del centro del país, se hizo una prueba en la zona con bombos y platillos, con funcionarios viajando juntamente con invitados especiales, pero al final todo se fue diluyendo para ingresar en un cono de sombras y de hermetismo casi inexpugnable.

Griffoi -quien trabajó mucho en el plan estratégico cipoleño y en proyectos de la vecina provincia- sostuvo que lo importante es trabajar para que la población tenga garantizado un servicio seguro, con el tren interurbano, y con el fin de restarte tránsito a la ruta 22, limitando así la cantidad de accidentes. Dijo que es «a medida de esta propuesta» el hecho de la ubicación de las distintas localidades lindando con la línea férrea.

Los mentores de la idea están reservando datos para la reunión de mañana, pero se supo que por los números que vienen manejando cerraría la ecuación económica pues el precio sería accesible y la cantidad de potenciales usuarios garantizaría con creces la rentabilidad del servicio. En este contexto se conoció que, por ejemplo, un coche motor no superaría el millón de pesos.

Además, se estaría dando por seguro que el estado nacional podría de alguna forma apoyar con un subsidio la primera fase de esta operación, como sucede con otras áreas del transporte de pasajeros, al menos hasta que se consolide el Tren del Valle.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios