Rechazo unánime al plan de Nación para compensar el congelamiento

La secretaría de Energía ofreció, por cada barril, $102 a las operadoras y $14 a las provincias. Las obliga a desistir de las demandas judiciales. Río Negro, Neuquén y las compañías descartaron la oferta. La propuesta solo cubre el 10% de lo reclamado.



reunion de gobernadores de provincias petroleras con el gobierno nacional por el congelamiento del precio de los combustibles. Rogelio Frigerio, Lopetegui, Hernan Lacunza, Mariano Arcioni, Alberto Weretilneck y Omar Gutierrez

reunion de gobernadores de provincias petroleras con el gobierno nacional por el congelamiento del precio de los combustibles. Rogelio Frigerio, Lopetegui, Hernan Lacunza, Mariano Arcioni, Alberto Weretilneck y Omar Gutierrez

El congelamiento de los combustibles fue una bomba de tiempo que detonó en el centro de la industria petrolera y en particular en Vaca Muerta. El compromiso de Nación de revisar la medida paulatinamente permitió destrabar la relación con las provincias y las operadoras. Sin embargo una propuesta de la secretaría de Energía desarmó los pocos consensos que se habían alcanzado.

La cartera que dirige Gustavo Lopetegui, a través de la Resolución 552/19, ofreció a las provincias y compañías productoras una compensación de 116,10 pesos por barril de crudo y solo por septiembre. El 88% para las operadoras ($102) y 12% ($14) para los Estados provinciales. En total, al tipo de cambio actual, representa unos dos dólares.

Además impuso una condición: las empresas y provincias deben desistir de sus demandas judiciales contra el decreto que congeló los surtidores.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, rechazó la oferta del gobierno de Mauricio Macri. Su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, también se expresó en el mismo sentido. La empresa Vista Oil and Gas, que dirige Miguel Galuccio, también anticipó que no acordará.

En el sector calificaron la medida como “disparatada” e “inadmisible” ya que entienden que no se cambian las condiciones originales del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que afectaron la rentabilidad de las compañías y los ingresos de las provincias. Además se las obliga renunciar a sus reclamos que, en el caso de los Estados provinciales, puede derivar en una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

A la fecha la diferencia entre el precio del barril interno yel internacional, que está al alza por un ataque en Arabia Saudita (ver aparte), es de 16 dólares. “¿Ofrecen 2 dólares y se pierden 16?”, se preguntó irónicamente el directivo de una firma.

Dato

$3.876
sería el precio del barril con un mercado liberado. Con el congelamiento apenas llega a $2.101, casi la mitad.

La ampliación de la diferencia entre ambas cotizaciones suma presión al estado de alerta que vive el sector petrolero.

El DNU 566/19, que fue flexibilizado en una oportunidad, fijó un techo para el precio del barril en u$s 59 que a valor local, por la quita de retenciones, se termina comercializando a unos u$s 45. Además se estableció un tipo de cambio artificial de 46,69 pesos por dólar.

Las pérdidas para el sector, antes de la suba del Brent de los últimos días, fue estimada en unos u$s 700 millones por los tres meses. La oferta de Nación serviría para alivianar unos u$s 37 millones.

Gutiérrez aseguró que la decisión “es inaceptable”. La calificó de “arbitraria” y consideró que no pueden retirar la demanda judicial porque “las condiciones del DNU, que afectan los recursos de Neuquén, siguen vigentes”. Además señaló que la decisión no fue consultada y que tampoco coincide con las conversaciones que venían teniendo en el sector.

Tanto Río Negro como Neuquén tienen presentadas medidas cautelares ante la Corte Suprema al considerar que el DNU afecta, por una decisión unilateral, los ingresos por regalías. Ambas provincias producen alrededor de 160 mil barriles diarios.

Para Gutiérrez y Weretilneck es inadmisible

Los gobernadores de ambas provincias salieron a rechazar la propuesta de Nación para compensar las pérdidas generadas por el DNU que conegló los combustibles. Ambos coincidieron en que es “inadmisible”, que no retirarán sus demandas y que, incluso, solo se cubre el 10% del perjuicio económico que causó la decisión.

“Estimamos que el perjuicio para Río Negro por el congelamiento del precio del barril de petróleo alcanza los 98 millones de pesos mensuales sólo en regalías, a lo que deben sumarse otros impuestos y el impacto negativo en la economía indirecta. La compensación que propone Nación supera levemente los 9 millones en el caso de Río Negro, o sea, un poco menos del 10% de lo que estamos dejando de recibir”, dijo Weretilneck.

Junto con Gutiérrez también señalaron que solo no se tiene en cuenta el impacto de agosto y que solo retirarán las demandas si se recupera el 100% de los fondos afectados.

Análisis

Un efecto negativo para Vaca Muerta

A medida que el precio internacional del petróleo se dispara, la diferencia con el barril interno, que está congelado por decreto, se agiganta.

Esto tiene un fuerte impacto negativo sobre Vaca Muerta porque los desarrollos no convencionales siguen necesitando de una cotización alta para el crudo.

Si esa situación existe en otros países petroleros, las operadoras internacionales analizarán mover sus inversiones hacia los sitios que garanticen la mejor rentabilidad.

En momentos donde las firmas de capitales extranjeros analizan sus presupuestos para 2020, las decisiones del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, parecen ir a contramano del clima del sector y puede dañar el futuro inmediato de Vaca Muerta.


Comentarios


Rechazo unánime al plan de Nación para compensar el congelamiento