San Benito: esta es la oración para pedirle milagros y agradecerle

La Iglesia Católica celebra este 11 de julio a San Benito, el santo que renovó la mirada sobre la disciplina en los monasterios y llevó la palabra de Dios. Conocé su historia y cómo pedirle.

Cada 11 de julio, la Iglesia Católica celebra a San Benito, considerado el padre del monasticismo occidental por su vida como ermitaño, tras abandonar Roma para evitar la vida licenciosa de la capital.

San Benito es reconocido como aquel que reconvirtió la disciplina monástica inicial para renovarla y llevar una vida de retiro predicando la palabra de Dios, tras prepararse durante tres años en la vida oculta. Su palabra no tardó en reunir a los discípulos atraídos por su santidad y sus poderes milagrosos.

Con la compañía de mucha gente, San Benito organizó un gran plan para «reunir en aquel lugar a mucha gente y diferentes familias de santos monjes dispersos en varios monasterios y regiones, a fin de hacer de ellos un solo rebaño según su propio corazón, para unirlos en una casa de Dios bajo una observancia regular y en permanente alabanza en nombre de Dios«.

Así es que San Benito colocó a todos los que deseaban obedecerle en los 12 monasterios de madera, cada uno con su prior. Él tenía la suprema dirección sobre todos los convivientes y vivía con algunas personas escogidas, a los que deseba formar con especial cuidado.

San Benito es conocido por su alto nivel de obediencia a las banderas de Cristo, tras elegir una vida de oración litúrgica, estudio y trabajo, llevado socialmente a la comunidad y con un padre común: Dios.

San Benito vaticinó el día de su muerte; el último día recibió el Cuerpo y la Sangre del Señor. Fue enterrado junto a santa Escolástica, su hermana, en el sitio donde antes se levantaba el altar de Apolo que él mismo destruyó, en Monte Cassino.

Cómo pedirle a San Benito: Conocé su oración


Para pedirle a San Benito su intervención ante Dios, la oración es la siguiente:

Santísimo confesor del Señor; Padre y jefe de los monjes, interceded por nuestra santidad, por nuestra salud del alma, cuerpo y mente.
Destierra de nuestra vida, de nuestra casa, las asechanzas del maligno espíritu. Líbranos de funestas herejías, de malas lenguas y hechicerías.
Pídele al Señor, remedie nuestras necesidades espirituales, y corporales. Pídele también por el progreso de la santa Iglesia Católica; y porque mi alma no muera en pecado mortal, para que así confiado en Tu poderosa intercesión, pueda algún día en el cielo, cantar las eternas alabanzas.
Amén.
Jesús, María y José os amo, salvad vidas, naciones y almas.

Además, se pueden rezar tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios