Es el monto de contratos, en millones, que tienen las empresas Coarco y Equimac registrados en el territorio rionegrino.

Dos arrepentidos y un prófugo en la causa de los “cuadernos”

Se sumaron dos constructores con obras viales en la provincia como “imputados colaboradores”. Ferrari, condenado y prófugo por las coimas de la Lotería, lo buscan en Uruguay con Thomas, fugado en la investigación del juez Bonadio.

28 ago 2018 - 00:00

Dos empresarios “arrepentidos” figuran con obras viales en Río Negro, algunas con denuncias de Vialidad Nacional por sus falencias en su construcción.

En el último grupo de acusados “colaboradores” en la “Causa de los Cuadernos” irrumpieron los titulares de Coarco y Equimac, registrados con unos 2.140 millones de pesos en contratos viales en el territorio rionegrino.

Quienes pidieron un tratamiento de “imputados colaboradores” al magistrado, a cambio de “información o datos precisos, comprobables y verosímiles”, son la vicepresidenta de Equimac, Marcela Edith Szteimbergm, y el marplatense dueño de Coarco, Patricio Gerbi. Ambas constructoras fueron incorporadas en el expediente de Bonadio por las referencias del presidente de la Cámara, Carlos Wagner en su confesión del “Club de la Obra Pública”, con un plan de reparto de las licitaciones con su consiguiente devolución a funcionarios del anticipo financiero de la obra adjudicada.

Ya existía en el expediente otro arrepentido conocido en Río Negro: Juan Carlos de Goycochea, que fuera el CEO de Isolux Argentina. Esta firma española construyó Salto Andersen, contratada en el 2006 por la provincia. Las constructoras de los dos nuevos “arrepentidos” lograron contratos de Vialidad Nacional en Río Negro, pero esas firmas ya figuraban entre las mayores adjudicatarias entre el 2003 y 2015. Coarco figura tercera y Equimac decima sexta en un ranking de las 30 más beneficiadas.

Más información | CFK denunció “tóxicos” en su casa y la Policía Federal la desmintió

En Río Negro, Vialidad tiene registrado a Coarco con una construcción de la ruta 251, entre Conesa y San Antonio (km 120 a km 190). El contrato original se firmó en el 2010 por 151,3 millones, pero, con actualización, el monto llegó a 420,8 millones en el 2015.

Esa repavimentación presentó graves problemas. En el 2016, el nuevo jefe del distrito de Vialidad Nacional en Río Negro, Raúl Obieta admitía esas falencias pero que Coarco cumpliría con “reencarpetar” los tramos con baches. Prometía, además, una auditoría de la obra, a cargo de la Universidad de La Plata -que nunca se conoció- aunque él estimaba que las fallas eran técnicas más que económicas.

Más información | Cinco puntos para entender la figura del “arrepentido”

Esa cuestionada repavimentación es la única construcción reciente de Coarco en Rio Negro, pero Equimac registra cinco contratos por 1.726 millones. El contrato del tramo de la 23 inicialmente era de 215 millones, pero el último número ya está en 542 millones.

Ferrari ocultó a Thomas, exdirector de Yacyretá
Carlos Ferrari, ex concesionarios de los casinos rionegrinos, está condenado por la Justicia provincial y está fugado desde agosto del 2016. Su paradero se conoció este fin de semana cuando Interpol lo ubicó en Punta del Este, ocultando al exdirector de Yacyretá, Oscar Thomas, prófugo de la “causa de los Cuadernos”.
Una chacra, un departamento y un yate, propiedad del prófugo de la Justicia rionegrina fueron allanados, aunque no se lograron resultados positivos: no encontraron a Thomas, ni a Ferrari, a pesar -que según fuentes judiciales uruguayas- habían estado en esos lugares “hasta horas antes”.
A principios de marzo, Ferrari ya había burlado a Interpol porque fue detectado al ingresar al aeropuerto de Cancún y no se lo detuvo.
Ya existía en el expediente otro arrepentido conocido en Río Negro: Juan Carlos de Goycochea, quien fuera el CEO de Isolux Argentina.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.