Regina: arma huertas a domicilio para pagar el tratamiento de su hijo

Para afrontar los costos de la rehabilitación de una lesión cerebral de Juan, de cinco años, Viviana ofrece su trabajo en las redes sociales al tiempo que promueve la alimentación saludable.

09 nov 2018 - 23:00

Cuando hace unos meses los estudios médicos arrojaron que su pequeño hijo Juan sufría una enfermedad neuronal, el mundo se puso de cabeza para Viviana Vitulich. Había que iniciar de forma urgente la rehabilitación y no contaba con los recursos. Pensó qué podía hacer y surgió la idea de ofrecer su trabajo y sus conocimientos en el armado de huertas a domicilio.

Lo primero que hizo fue publicar a través de las redes sociales su oferta. “Juan tiene una lesión cerebral y no estamos pudiendo afrontar la rehabilitación que es costosa y extensa. Así que se nos ocurrió aprovechar estos días del mes para hacer huertas en los domicilios”, escribió en Facebook, junto a una foto de su hijo y de inmediato llovieron los mensajes.

Muchos eran los preocupados por la salud de su hijo, ofreciendo al mismo tiempo ayuda para que pueda cubrir los gastos de rehabilitación.

“Recibí muchas propuestas de gente que quiere colaborar aportando dinero desinteresadamente, pero mi idea es ofrecer el trabajo de armado de huertas, porque es una tarea que hago con el acompañamiento de mi hijo”, contó Viviana Vitulich.

El objetivo, por un lado es inculcarle a su hijo que el esfuerzo del trabajo tiene como recompensa un ingreso monetario. Y mientras arman los surcos, a él y a quienes la convocan, les enseña la importancia de acceder a alimentos saludables que son cosechados por ellos mismos.

Comentó que lo que hizo lo trae en la sangre y lo aprendió de chica “soy hija de productores, por lo que tengo conocimientos de la huerta, es algo que se puede hacer de manera sencilla, solo hay que disponer de la tierra”.

Por otra parte detalló que se puede hacer en una mañana y el trabajo perdura “la huerta es anual y hay plantas que permanecen por un tiempo. De esta manera se promueve también una acción solidaria, de autogestión”, dijo la mamá.

Su filosofía es ayudar

Además de mamá, Viviana es psicóloga comunitaria y desde hace varios años desarrolla su actividad profesional con el dictado de talleres e integrando grupo de ayuda, sin percibir una remuneración por ello.

“Soy psicóloga comunitaria, es como un psicólogo social especializado en problemáticas comunitarias. Desde hace siete años empecé a atender a personas y grupos de personas sin cobrar la consulta. Si bien había solicitado al municipio alguna posibilidad de cobertura por este trabajo, hasta el momento no lo he conseguido”, contó.

No obstante, si bien brinda su tarea profesional de manera gratuita, contaba con otros ingresos por otro tipo de tarea profesional que le permitía vivir. Pero la situación cambió radicalmente cuando en julio tuvo los resultados de un estudio ordenado por una neuróloga infantil, para determinar cuál era el problema de salud que tiene su hijo Juan de cinco años.

“Ahí nos enteramos que lo de Juan era una lesión cerebral producida en el embarazo por la interrupción de la llegada de oxígeno, que le produjo lo que él tiene ahora que se llama hemiparesia”, detalló.

La mamá explicó que la hemiparesia se manifiesta con una disminución de la fuerza motora o parálisis parcial que afecta un brazo y una pierna. En el caso de Juani, la enfermedad se manifestó con una dificultad general en los movimientos.

“La dificultad apareció en todo lo que tiene que ver con la motricidad de parte derecha; le genera tropiezos y torpeza, que algunos músculos se mantengan en forma permanente contraídos y que haya hecho de su mano y pierna izquierda su área más hábil”, indicó Viviana Vitulich.

Viviana Vitulich enfatizó que la ayuda solidaria va y vuelve. “A mi me gusta y lo hago de manera placentera, yo ayudo a otros; en este momento me están ayudando a mi. Aunque por mi labor profesional no tenga remuneración, voy a seguir prestando mi ayuda”.

Otro inconveniente

La médica que lo atiende indicó que de manera urgente se debía iniciar la tarea de rehabilitación, pero además del costo que ello implica, otro de los problemas es que la tarea debe realizarse fuera de la ciudad y deben trasladarse varios kilómetros.

“Hay una posibilidad en Bariloche y la otra en Roca, ya que se necesita un kinesiólogo de neurorehabilitación” comentó Viviana Vitulich al tiempo que apuntó que “uno de los problemas es que el tener que trasladar a Juani hacia otra ciudad implicaría que perdería días de ir al escuela, se generaría un desarraigo, y lo que se busca en los tratamientos de estas patologías es generar la menor cantidad de cambios posibles”, agregó Viviana.

Por otra parte, indicó que en forma paralela está realizando gestiones para obtener la asistencia a través de Salud Pública, del Anses o bien de Desarrollo Social.

“Pero como todavía no sale, me ofrecí para hacer estos trabajos como un modo desesperado de conseguir los recursos”, dijo.

La hemiparesia que padece se manifiesta con una disminución de la fuerza motora que afecta un brazo y una pierna y necesita rehabilitación.
Rúcula, cherry, acelga, tomate, zapallitos, frutillas, el cliente elige qué quiere en la huerta y se lo arman a gusto. Ellos llevan sus propias herramientas.
Regina: arma huertas a domicilio para pagar el tratamiento de su hijo
“Hubo gente que me ofreció dinero, pero no lo acepté porque lo que quiero es ofrecer el trabajo y conseguir los recursos...”,
dijo Viviana Vitulich, mamá de Juani.
Precio
$ 500
pesos cobran por armar la huerta. Si hay que comprar semillas o plantines en el vivero el costo va aparte.
Regina: arma huertas a domicilio para pagar el tratamiento de su hijo
Ella es psicóloga comunitaria y desde hace varios años dicta talleres gratuitos para los que lo necesitan.
“Hay gente que lo necesita más”
La primera publicación a través de Facebook decía que se les ocurrió esa propuesta para aprovechar los meses ideales para hacer huertas en los domicilios. “Me gusta que se puedan promover con esta iniciativa los buenos hábitos, que hacen a la alimentación y la economía familiar. En estas tareas mi hijo participa porque es algo que le gusta mucho”, destacó Viviana Vitulich, y agregó que también la terapia ocupacional se utiliza para mejorar las condiciones de quienes padecen hemiparesia.
Destacó que a partir de que comunicó su situación, mucha gente se manifestó de manera solidaria. “Hubo gente que se ofreció con dinero, pero no lo acepté porque en realidad lo que quiero es ofrecer el trabajo y conseguir los recursos necesarios a través del trabajo. A todas esas personas que me ofrecieron su ayuda económica, les digo que pueden colaborar con otras personas que están en una situación más crítica”, agregó.
Villa Regina

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.