Relato del horror, en primera persona

Daniel Avalos, secuestrado en Sierra Grande y torturado en Viedma durante la dictadura, contó su dura experiencia a estudiantes de la ciudad.

A 40 años del Golpe

Daniel Avalos, sobreviviente del horror, del secuestro y la tortura, le puso palabras y rostro a la historia más oscura de las últimas décadas en la Argentina ante jóvenes estudiantes de distintos niveles que siguieron atentos su relato.

En el marco de las actividades organizadas por la Memoria, la Verdad y la Justicia, en el Centro Municipal de Cultura, los jóvenes participaron del encuentro en el que quien fuera víctima del terrorismo de Estado durante la dictadura cívico militar, contó su cruda experiencia.

“Tenemos que tomar conciencia y tener memoria. Lo más importante es tener presente la historia. Lo que hemos vivido nosotros, en esa época, fue difícil. Estos encuentros tienen que servir para que nunca más vuelva a suceder”, expresó Ávalos, exdirigente de la Uocra de Sierra Grande quien fue secuestrado en esa localidad.

Durante la charla se proyectó un video con la lectura de la sentencia del juicio, desarrollado en junio de 2011. Expolicías y militares fueron condenados por delitos de lesa humanidad, en lo que fue el primer juicio de esas características realizado en Viedma.

La disertación de ayer, que fue encabezada por el intendente José Luis Foulkes, fue organizada por la Municipalidad a través la Secretaría de Desarrollo Humano. Estuvieron presentes Eugenio Navarrete, representante de la Asociación de ex Presos Políticos, la madre de Plaza de Mayo, Marcela Egues, Roberto Gaviña, abogado en el juicio, autoridades provinciales y municipales.

Por la detención ilegal y tormentos de que resultaron víctimas Daniel Ávalos y Carlos Lima, (este último falleció años atrás) el Tribunal Oral Federal de Roca, condenó por unanimidad a seis de los siete imputados. Entre los condenados se cuentan dos militares -uno de ellos revestía como jefe de la Unidad Regional Primera de Policía y el otro como interventor a cargo del gobierno rionegrino- y cuatro policías de Río Negro retirados.

Resultó absuelto el comisario retirado de la Policía rionegrina, Alberto Marasco, porque los jueces consideraron que no fue probada su participación en la detención ilegal juzgada.

Lima y Ávalos eran dirigentes gremiales de Uocra en 1976 en Sierra Grande y fueron detenidos, golpeados y trasladados a Viedma, donde continuaron los tormentos y vejámenes. Ávalos permaneció detenido en el sótano de la Escuela de Cadetes y desde allí era retirado vendado y atado en otro lugar donde sufría tormentos. Lima sufrió palizas y maltratos que le provocaron secuelas físicas y psíquicas. Ambos fueron liberados, uno en abril y otro en julio de ese año.

El coronel retirado Raúl Pedernera -jefe de la Unidad Regional I en 1976- fue condenado a 8 años y seis meses de prisión; el comisario inspector (RE) de policía, Rubén Codina -comisario de Sierra Grande en 1976- a 8 años de prisión; el oficial de Policía retirado Víctor Lobos -ex subcomisario de Sierra Grande- fue condenado a 7 años y 10 meses de prisión; el suboficial de Policía Sixto Navarrete -encargado del cuerpo de Infantería en 1976- a 7 años y 6 meses de prisión; el suboficial retirado Elfio Navarrete -integrante de ese cuerpo de Infantería- a 7 años de prisión y el general retirado de Brigada Néstor Castelli -interventor del gobierno de Río Negro en 1976 y jefe de la Escuela andina- fue condenado a 5 años y dos meses de prisión.

DeViedma


Temas

Viedma

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios