Repetir la historia

En poco tiempo más, alguien nos pinchará el globo y volveremos a repetir lo anterior. Gritaremos, lloraremos y muchos se irán a disfrutar lo rapiñado. Entonces diremos que hemos perdido nuevamente muchos años. Así venimos desde hace tiempo mientras los otros países nos pasan por arriba. De tanto que nos quieren proteger a los trabajadores se han pasado de vueltas. Es que los sindicalistas negocian para apoderarse de las empresas. Todo comienza por poner a delegados, que son ni más ni menos que parásitos salidos de los sindicatos. Esa es la línea de infiltración en las empresas. Luego sigue la segunda que es la fuerza de choque.

Ya vemos a la juventud llenando los aeropuertos con rumbo a Australia, Europa y cualquier país donde poder vivir en paz. No hace mucho se “escaparon” cientos de miles de ciudadanos, ya que la crisis era tremenda. Ahora cualquiera tiene un arma y quita la vida solamente por el valor que le da un revólver. Las personas de personalidad pobre necesitan sentirse poderosos y esgrimen un arma de fuego.

Es que la cobardía que tienen la combaten por medio de drogas o alcohol. Entonces sale el pseudovalor y coraje viendo a otras personas sojuzgadas y en su poder.

Simplemente son personas que ven no poder llegar a tener lo de los demás y para obtenerlo hacen cualquier cosa. Saben que luego aparecerán las defensoras de los derechos torcidos y conseguirán indultos, y nuevamente a delinquir.

Gladys B. Rosales

DNI 10.198.095

La Pampa


Comentarios


Repetir la historia