Represalia de tarjetas por una tasa municipal en Bariloche

BARILOCHE (AB).- La tradicional promoción que realizan las tarjetas de crédito para las fiestas de fin de año con el beneficio de comprar en 12 cuotas sin interés esta vez dejará afuera a Bariloche, en réplica a la nueva tasa por publicidad que les exige el municipio. La novedad fue conocida en los últimos días y causó fuerte malestar en la Cámara de Comercio e Industria de esta ciudad, que esperaba servirse de esa herramienta para apuntalar las ventas navideñas y amortiguar la severa crisis que sufre la economía local. El municipio contrató hace varios meses a la empresa Publicamos SA para que releve y cobre la tasa a toda la cartelería callejera, muchas veces de empresas multinacionales, que hasta ahora eludían el pago. Una vez calculado el centimetraje y los importes que correspondían, la contratista comenzó a enviar las intimaciones y gestionar los pagos, a cambio de una sustanciosa comisión. Entre las empresas más fuertemente gravadas aparecen las tarjetas de crédito, que deben pagar por los calcos colocados en las vidrieras de cientos de comercios. La ofensiva tributaria ya derivó también en otros litigios. La empresa Coca Cola Polar SA, por ejemplo, recibió una liquidación de 6.000.000 de pesos y apeló mediante un recurso administrativo, que le fue rechazado por el intendente Cascón. Igual suerte corrieron otras firmas de bebidas y de telefonía celular. En el caso de las tarjetas, la cámara que las agrupa a nivel nacional asegura que no les corresponde pagar la tasa porque los carteles en las vidrieras no serían estrictamente publicidad sino “información al cliente sobre un medio de pago”. La decisión de eliminar en Bariloche la promoción general de 12 cuotas sin interés perjudica en especial a los comercios chicos, porque las grandes cadenas igual pactan planes propios con las tarjetas y los bancos. El responsable ejecutivo de la Cámara de Comercio de Bariloche, Claudio Cabaleiro, dijo que esa entidad “no tiene una posición tomada” en los casos de Coca Cola y otras empresas que hacen publicidad con carteles, sombrillas y sillas. Pero sí comparte el criterio de que los calcos de las tarjetas “no son publicidad, sino que brindan datos sobre un medio de pago”. Un comerciante céntrico consultado por este diario ofreció una mirada distinta. Dijo que en su local no aceptó colocar la publicidad de los populares plásticos “porque son empresas que lucran y se benefician con las ventas”. La información al cliente la brinda él mismo con un simple listado en lugar visible, sin logos de ningún tipo. Cabaleiro dijo que en la Cámara de Comercio hay gran preocupación por el perjuicio económico que causará la medida y que ya lo hablaron con el actual gobierno municipal, pero “no hubo respuesta”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora