Río Colorado: El Rojo sufrió pero pudo gritar campeón

Con las emociones contenidas hasta el pitazo final y con un final no apto para cardiacos, Independiente pudo desahogarse y gritar una vez más campeón del torneo Apertura del fútbol local, anticipadamente dos fechas y en forma invicta.
El encuentro ante Juventud Agrario, en Algarrobo, contó con varias alternativas que le dieron emotividad hasta el final, donde el flamante campeón jugó con un jugador menos 60 minutos, con un gol que le daba la victoria a los 39’ del complemento y con penal atajado por el arquero Ismael Gallegos a los 44’.

Con esta nueva corona, el Rojo se asegura un lugar para el partido que se jugará con el ganador del segundo torneo del año, de donde saldrá el próximo representante de Río Colorado en el Torneo Federal Amateur 2020, que organiza el Consejo Federal.

Otro que saboreo un nuevo título es el técnico Luciano Alaniz, quien por muchos años integró el equipo de primera división , junto con los actuales y vigentes emblemas del equipo como Nelson Otegui, Lucas Millán y Gustavo Monserrat.
Durante los 90’ los visitantes le costó adaptarse al campo de juego, reducto que bien conoce Agrario, que lo aprovechó al máximo apretando en todas las líneas y haciéndose dueño de la pelota, aunque sin contar con la claridad necesaria para llegar al gol.

A los 38’ del primer tiempo Independiente se quedó con diez luego de la expulsión de Juan Schaechel, pero pocos minutos después, a los 45’, Octavio Bilbao habilitó a Diego Canullan quién de cabeza marcó el 1 a 0, para el Rojo se vaya con tranquilidad al vestuario a reacomodar las piezas.
En el complemento, Independiente le cedió la pelota a Juventud Agraria y apostó a las jugadas de contra. Todo iba bien hasta que a los 37’ Ignacio Rodríguez marcó el empate y volvía a postergar la obtención de la corona para los riocoloradenses.
Pero un minuto más tarde Rubén Carra, se iba a transforma como el héroe del equipo, cuando llegó hasta el fondo y ensayó un centro, pero su disparó fue directo al arco sorprendiendo a todos y marcado el tanto de la victoria.

Pero ahí no terminaba todo, a los 44’ Monserrat toca la pelota con su mano dentro del área y el árbitro marcó penal, que enmudeció a toda la parcialidad visitante.
Diego Rodrigas fue el encargado de ejecutar el disparo, quien no pudo con el arquero Gallegos que con un manotazo sacó al córner, transformándose en el héroe del equipo y, también de la hinchada que se desahogó con el grito de campeón.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora