Ríver hizo todo muy fácil en Asunción

Con buen fútbol goleó a Cerro Porteño. Aimar fue la figura de la formación "millonaria".

ASUNCION (Especial) – Ríver Plate consiguió anoche una incuestionable victoria frente a Cerro Porteño por 4 a 0, en el encuentro de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores.

Con este triunfo, los «millonarios» quedaron a las puertas de la clasificación para la siguiente fase, cuando se juegue la semana próxima el desquite. Los goles del ganador los anotaron Aimar, Angel -en dos oportunidades- y Saviola.

Poco le costó a Ríver convertirse en el patrón del partido. Presionó en el sector medio merced a un gran trabajo de Ledesma, quien se convirtió en un verdadero cerrojo para los paraguayos. También contó con un Gancedo inspirado, quien se convirtió en el socio perfecto del mejor jugador de Ríver y de la noche: Pablo Aimar.

El «Payaso» fue el artífice de las mejores jugadas de los hombres de Américo Gallego. Tanto por derecha como por izquierda fue incontrolable para los locales. Así generó varias jugadas que sirvieron para que su equipo llegara con posibilidades a Bobadilla.

Pero la alegría y tranquilidad de los millonarios llegó recién a los 26. Gancedo recuperó una pelota en el medio y se fue por la izquierda levantó la vista y lanzó un centro que fue anticipado por Aimar para convertirse en gol.

Sorpresa mayúscula para los de Cerro Porteño, quienes intentaron presionar al rival, pero cometió un grueso error al regalarle a Ríver mucho espacio. Eso fue letal, ya que Aimar siguió brillando y, esta vez, se asoció con Angel para estirar rápidamente la diferencia en el marcador.

El segundo gol llegó a los 38, cuando un centro de Aimar no fue rechazado por Villamayor y el balón fue a los manos de Angel. El colombiano ingresó al área y con un potente disparo puso el 2 a 0. Pero cuando el local estaba tratando de recuperarse llegó el tercero. Nuevamente Aimar fue el que habilitó a Angel y éste con un preciso tiro cruzado anotó el tercero.

Así terminó el primer tiempo y premió a Ríver por su gran juego, donde conjugó un trabajo colectivo con efectividad.

En el complemento Ríver siguió con su estilo. Esta vez esperando unos metros más atrás para meter el contragolpe. Y el primer éxito lo tuvo a los cinco cuando Saviola recibió por la izquierda y en una gran jugada personal anotó un verdadero golazo.

De allí en más Ríver manejó el partido a su necesidad. Dejó siempre en claro que cuando se lo proponía acorralaba a Cerro y dejaba latente la posibilidad de un nuevo gol. De igual manera se quedó con un triunfo incuestionable y que le da tranquilidad para conseguir la clasificación para los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Bianchi descartó que Palermo juegue en mayo

Carlos Bianchi negó ayer que el delantero Martín Palermo pueda volver a jugar antes de junio, luego de recuperarse de una grave lesión sufrida en noviembre.

Bianchi dijo no poder anticipar cuando volverá a jugar Palermo, quien sufrió la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha, pero arriesgó que «puede ser en los primeros días de junio».

Fiel a su costumbre de no arriesgar a los jugadores que vienen de una lesión, el técnico manifestó que primero piensa en la salud de los protagonistas antes de la utilidad que le puede brindar al equipo.

«No quiero apresurar a los jugadores porque pienso en la salud de ellos, a veces quieren ser ellos los que decidan jugar pese a que no están en condiciones», declaró en diálogo con radio Continental.

Palermo comenzó días atrás a realizar trabajos con pelota, por lo que la recuperación de la lesión ligamentaria marcha de manera satisfactoria.

Por otra parte, Bianchi se refirió a la igualdad sin goles obtenida ante El Nacional en Ecuador y dijo que «asegurar que está conseguida la clasificación de ante mano es una falta de respeto».

«Todos daban por ganado el partido ante Gimnasia de Jujuy y decir eso es una falta de respeto, tenemos que ser lúcidos para que las voces de los demás no nos confundan», dijo Bianchi con miras al partido revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores, que se jugará el martes.

Satisfecho por el empate conseguido en la altura de Ecuador pero cansado por el largo viaje, el plantel de Boca Juniors arribó hoy a esta capital y el técnico Carlos Bianchi dispuso que los 18 jugadores de la delegación descansen hasta mañana.

El plantel «xeneize» aterrizó en el Aeroparque metropolitano pasadas las 10, después de diez horas y media de vuelo en el chárter de la Armada Argentina en el que también viajaron dirigentes, periodistas y algunos hinchas.

Los jugadores se sorprendieron por el frío porteño y enseguida se dirigieron hacia La Boca, desde donde se desconcentraron a sus hogares.

Hoy por la mañana el plantel volverá a las prácticas y lo mismo hará mañana, el domingo y lunes a la espera del partido del martes, cuando en la «Bombonera» reciba a El Nacional de Ecuador por la Copa Libertadores.

Boca empató sin tantos en los 2.800 metros de altura de Quito y tanto el plantel como Bianchi se mostraron satisfechos por el resultado.

En el equipo no quedaron jugadores lesionados, pero seguramente Boca tendrá cambios el martes ya que Bianchi dispondría de un esquema más ofensivo que el ofrecido anteoche.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora