Roca sufrió una jornada con violentos asaltos

El más grave fue en plena plaza San Martín, la víctima está delicada. Intentó evitar que le robaran una moto y lo balearon a quemarropa. Los agresores actuaron a cara descubierta y huyeron sin la moto.

ROCA (AR).- Roca tuvo ayer una jornada de asaltos, y con un denominador común: la violencia que en mayor o menor medida utilizaron los delincuentes. En menos de 27 horas se produjeron cuatro asaltos, que dejaron un saldo de cuatro heridos, uno de ellos de gravedad.

El hecho más violento ocurrió minutos antes de la medianoche del martes en pleno centro de Roca, y a pocos metros de la municipalidad.

Una persona intentó resistir el robo de su moto, pero como respuesta recibió heridas de arma de fuego que pusieron en peligro su vida. Ayer a la tarde, los médicos lograron estabilizarlo, aunque su estado seguía siendo delicado.

Cerca de la medianoche de ayer, Alberto Cabrera -de 33 años- estacionó su moto en la plaza San Martín de Roca. Estaba acompañado por una joven, que fue identificada como Erica Yevene, de 23.

Mientras la pareja estaba sentada en un cantero, llegaron dos desconocidos.

Sin mediar palabra, uno de los sujetos se subió a la moto Honda -sería una XR 250- de Cabrera, con la intención de hacerla arrancar.

Fue en ese momento que su propietario intentó evitar que huyeran con la moto, y se trenzaron en un forcejeo.

Mientras tanto, Yevene recibió una trompada en el rostro y otra en el cuerpo.

Inmediatamente se escuchó la detonación de un arma de fuego, y Cabrera cayó gravemente herido.

En tanto, los delincuentes escaparon sin la motocicleta, y en un primer momento lo hicieron en dirección norte.

El disparo fue escuchado por algunos policías que estaban en las cercanías, por lo que rápidamente se puso un control en el puente de la avenida Roca y el canal principal de riego.

Los efectivos policiales creían que no habían alcanzado a cruzar por el lugar, y orientaron la búsqueda hacia la calle España.

En tanto, Cabrera era trasladado en forma urgente al hospital “Francisco López Lima” de Roca, donde se hicieron las primeras atenciones y se pronosticó un cuadro grave.

Al mediodía de ayer, su estado había sido estabilizado, pero para ello se necesitó de la colaboración de doce dadores de sangre.

Por el lado de la búsqueda, se pidieron refuerzos a otras unidades.

Se montó un operativo en las cercanías y se rodeó una manzana ubicada sobre la calle España y el canal de riego. Los rastrillajes se extendieron a las manzanas más próximas, pero no se pudo dar con los sospechosos.

Los investigadores consideran que los delincuentes no serían de Roca, ya que actuaron a cara descubierta y no pudieron ser reconocidos en los álbumes policiales.

Una de las hipótesis más firmes que se manejan, es que querían robar la moto para cometer algún otro ilícito, pero ante la resistencia de su dueño, los delincuentes le dispararon y sus planes se complicaron tras haber herido a Cabrera.

La moto quedó tirada en el lugar, y personal de Criminalística se encontraba efectuando distintas pericias para tratar de orientar la investigación.

Los encerraron en un baño y se llevaron el dinero

ROCA (AR).- Dos delincuentes a cara descubierta, redujeron a un empleado y a un cliente de una casa de repuestos de Roca, y tras encerrarlos en un baño, escaparon con un botín que rondaría los 200 pesos.

Los delincuentes, que llegaron al lugar caminando a plena tarde, le dieron varias patadas en la espalda y el pecho al empleado, aunque las heridas no fueron de gravedad.

El hecho ocurrió el martes a las 18.30, aunque recién trascendió ayer.

Un empleado y un cliente se encontraban en el comercio “San Gabriel Repuestos”, ubicado en Alsina 1.998 de Roca.

A plena tarde, y cuando el calor agobiaba, dos jóvenes de entre 25 y 27 años pasaron frente al negocio. Pero en vez de alejarse, volvieron sobre sus pasos y rápidamente ingresaron al local.

Uno de ellos sacó un revólver, y amenazó a las dos personas que estaban en el lugar. Primero obligaron al empleado a tirarse al suelo.

En ese momento le dieron algunas patadas en la espalda y el pecho. Luego, y siempre bajo amenazas de arma de fuego, fueron encerrados en un baño y les ordenaron que no salgan por un buen rato.

Los delincuentes se llevaron unos 100 pesos que habría en la caja registradora, más las billeteras del empleado y del cliente. En unos dos minutos, ya estaban escapando, aunque antes de dejar el comercio, cerraron la puerta de entrada con una llave que estaba junto con el dinero del local.

Las víctimas del asalto esperaron un tiempo prudencial, y luego salieron por una puerta lateral del comercio que estaba sin llave.

Se dio aviso a la Policía, pero a pesar de que llegaron a la brevedad, al cierre de esta edición no se habían registrado detenciones.

Luis Alberto Castro, propietario del comercio, dijo que “es el primer asalto que sufrimos. De todos modos, se nota la inseguridad. Este tema lo hablamos siempre. No hay que resistirse porque la cosa puede ser peor. Por suerte el muchacho golpeado está bien, que es lo más importante”, dijo.

Tirado y ensangrentado

ROCA (AR).- La violencia de los delincuentes tuvo ayer a una víctima de unos 70 años, quien fue encontrado en medio de un charco de sangre por un familiar que lo había ido a visitar.

La víctima fue identificada como Enrique Werner, de entre 70 y 72 años, quien estaba en muy mal estado y tirado en el piso de una vivienda ubicada en la calle Yrigoyen al 1.300 de Roca.

La propiedad tiene una casa en el frente, y otra más pequeña atrás, donde habita Werner.

Un familiar del octogenario concurrió al lugar a visitarlo anoche, entre las 20.30 y las 21. Pero le extrañó que se encontraba todo cerrado.

Es por eso que dio aviso a la Policía, quienes lograron forzar una ventana para ingresar a la vivienda. En el interior había un gran desorden, y tirada en una pieza estaba la víctima, quien fue trasladado de urgencia al hospital.

La casa del frente no está ocupada, por lo que no se sabe a que hora ingresaron los violentos ladrones.

El último golpe fue en una céntrica farmacia

ROCA (AR).- Dos farmacéuticas fueron amenazadas por dos delincuentes armados, y una de ellas golpeadas, luego de un asalto ocurrido anoche en la céntrica farmacia ubicada en 9 de Julio 847, a media cuadra de la avenida Roca y a una de la comisaría Tercera.

Dos delincuentes que cubrían sus rostros con toallas, llegaron al comercio y amenazaron a las dos mujeres. Uno de los ladrones puso un arma de fuego en la cabeza de una de las víctimas, y luego ambas fueron golpeadas, aunque levemente. Escaparon con unos 600 pesos en efectivo y aparentemente en una moto Zanella de color roja. Anoche se había montado un operativo policial.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora