Roca-Unión pudo terminar en tragedia

Los jugadores se agredieron y uno del Mago tuvo que ser hospitalizado.

liga confluencia

Otra tarde manchada por la violencia en la Confluencia. Esta vez la vergüenza se trasladó hasta el predio de Deportivo Roca, donde el partido entre el local y Unión de Allen terminó con un jugador visitante inconsciente, internado en el hospital de esa ciudad y con pérdida temporal de la memoria. Recién hoy será dado de alta. El cotejo terminó tres minutos antes de lo previsto con el marcador 3-2 para los Magos, que de esta forma llegaron a las 19 puntos y son únicos líderes del Clausura, a 3 de Argentinos del Norte. Pero en realidad, el fútbol que se jugó en la descuidada cancha del predio Naranja será anécdota, porque en tiempo de descuento del juego una artera agresión del arquero local Jonathan Núñez terminó con Haedo en el suelo, completamente inconsciente. Fueron momentos de zozobra. Primero, por la brutal trompada de atrás que recibió el jugador de Unión. Segundo, porque en el predio de Roca no había ambulancia, algo que taxativamente exige el reglamento de la Confluencia. La agresión fue el lamentable desenlace de un tumulto del que formaron parte jugadores y cuerpos técnicos de ambos equipos. Haedo fue atendido por el médico Naranja y trasladado al nosocomio local 20 minutos después de caer al suelo. Ayer seguía en observación y recién hoy recibiría el alta médico. Los dirigentes de Unión analizaban anoche denunciar a Núñez. Y la violencia sigue a la orden del día.

Andrés Maripe


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios