Ruralistas ratifican que las medidas no alcanzan

Cheppi recibió a la Mesa de Enlace de los productores. Aún no se sabe qué zona abarca la emergencia.



#

El secretario de Agricultura y los dirigentes del campo en otro encuentro sin avances

BUENOS AIRES.- El gobierno nacional estima que la falta de humedad será mayor a la esperada y evaluará hasta la próxima semana los informes para delimitar la emergencia agropecuaria, mientras que la dirigencia ruralista criticó la acción oficial por “no están a la altura de las circunstancias”.

El secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, dijo que los pronósticos del tiempo indican que la falta de humedad se extenderá de “más de dos o tres meses”, y señaló que, pese a críticas del campo, la emergencia decretada “es un renglón muy importante” para encarar la sequía. El funcionario minimizó los reclamos de los ruralistas -con quien se reunión por última vez a fines de setiembre pasado- al asegurar que “las puertas de esta secretaría nunca estuvieron cerradas” para recibir a la Comisión de Enlace.

“No tengo inconveniente en seguir conversando” con las entidades, manifestó Cheppi, y estimó que los ruralistas deben adoptar “un discurso racional y salir del debate político”.

Consultado sobre una reducción de las retenciones, Cheppi expresó: “el valor de 940 pesos para la soja, me exime de cualquier comentario”. Indicó que la grupo de Emergencia Agropecuaria analizará durante una semana todos los informes presentados por las provincias y volverá a reunirse el “miércoles o jueves” de la próxima semana.

En la reunión se escucharon los informes de aquellos distritos ya con emergencia declarada y aprobada a nivel provincial: Entre Ríos, Chaco, Chubut, Santiago del Estero, San Juan, Corrientes y Santa Cruz. También asistieron funcionarios de Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa y Río Negro, además del Se Servicio Meteorológico y el INTA.

Los miembros de la Comisión de Enlace asistieron a la convocatoria como integrantes del comité de emergencia, con el objeto de escuchar detalles del decreto 33 firmado por Cristina Fernández.

“No estamos conformes: con esto solo no se sale de esta situación tan crítica que padece el campo”, expresó Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), quien señaló que mañana por la mañana (por hoy) el tema será analizado por la Comisión de Enlace, en lugar y hora a confirmar. Para Llambías, “no hay reacción del gobierno a la altura de las circunstancias: no era el momento de hablar de otra cosa, pero las soluciones pasan por liberar los mercados de granos, leche y carne”.

En el marco de la reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, Cheppi explicó a ruralistas y funcionarios nacionales y provinciales los alcances del decreto 33, que establece el diferimiento de los impuestos de Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y Bienes Personales.

Al respecto, el secretario de Agricultura aseguró que “vamos a ser muy estrictos en el cumplimiento de la ley: los productores afectados por arriba del 50% de su producción serán atendidos por la emergencia agropecuaria”. Cheppi defendió la decisión oficial de quitarle a la Federación Agraria Argentina (FAA), la potestad de emitir las Cartas de Porte, por entender que “el nuevo sistema propuesto es más seguro y además es gratuito” para los transportistas.

Para Eduardo Buzzi, de la FAA, “el gobierno dice que se va a cumplir la ley, y decimos que no es momento de atenernos sólo a la formalidad”. “Para el productor, por la sequía, se ve el abismo a la vuelta de la esquina”, dijo Buzzi, quien también criticó la decisión del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, de “desparramar maíz con la gomera”. El presidente de Coninagro, Carlos Garetto, pese a la declaración de emergencia, “faltan medidas complementarias” para aliviar la situación del campo, como “financiamiento, compensaciones y subsidios para revertir la situación de la producción”. (DyN)


Comentarios


Ruralistas ratifican que las medidas no alcanzan