San Martín está a un paso de arrojar líquidos clocales sin tratar al lago Lácar

La cooperativa de agua y saneamiento advirtió que a fin de mes se quedará sin espacio en donde arrojar los barros cloacales, lo que le impedirá seguir tratando los efluentes. El municipio convocó a una reunión.



#

Desde la cooperativa de agua y el Deliberante manifestaron la preocupación por el impacto ambiental sobre el lago Lácar. (Foto: Archivo.- )

La posibilidad de que se deba parar la planta de tratamiento de efluentes cloacales de San Martín de los Andes despertó la preocupación de los concejales, ya que los mismos terminarían siendo arrojados al lago Lácar.

La intendenta Brunilda Rebolledo contestó a través de una carta enviada al titular de la cooperativa de agua potable y saneamiento, Roberto Arcagni, negando la responsabilidad del municipio y advirtiendo al organismo que hará una denuncia penal si se vierten efluentes sin tratar en el lago. A la vez, convocó al directivo a una reunión para el lunes 31, a las 10.

Según se informó desde el Concejo Deliberante, el organismo de control municipal determinó que desde el 31 de diciembre, la cooperativa debería dejar de arrojar los barros resultantes del tratamiento de los líquidos cloacales en el vertedero donde lo hace habitualmente, sin darle otro espacio para este fin.

Ante esta situación, desde la cooperativa advirtieron que “sin sitio de disposición, será imposible mantener operativas las plantas de tratamiento de efluentes cloacales, con la debida consecuencia ambiental”, ya que los efluentes terminarían llegando al lago sin tratar.

Te puede interesar | Quedó prohibido bañarse en el río en Paso Córdoba

La preocupación fue trasladada al Deliberante, organismo que sancionó una comunicación instando al Ejecutivo municipal a fijar un nuevo lugar en el cual verter los barros. Según el concejal Evaristo González, el 10 de diciembre se citó a la coordinadora general del organismo de control, Julieta Muñiz Saavedra, pero la misma no asistió a pesar de encontrarse en las instalaciones.

Por su parte, el gerente técnico de saneamiento de la cooperativa, Gustavo Iñiguez, pidió no detenerse en determinar las responsabilidades, sino en encontrar una solución, a la vez que resaltó: “sino podemos sacar los barros las plantas no se pueden operar y el proceso saldría de régimen, y las consecuencias en el lago serían evidentes”.


Comentarios


San Martín está a un paso de arrojar líquidos clocales sin tratar al lago Lácar