Sanatorio denunció a Ipross por rescisión de contrato

Son los únicos afectados, dicen en el San Carlos.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los directivos del Sanatorio San Carlos rechazaron la rescisión de contrato resuelta unilateralmente por el Ipross, el 5 de julio pasado, al igual que las irregularidades argumentadas por el titular de la obra social provincial, Alcides Pinazo, en una nota remitida a la CTA regional. El vicepresidente del sanatorio, Eduardo García Platini, aseguró ayer a “Río Negro” que “Pinazo nunca nos informó las causas de la rescisión” y que no existió ninguna auditoría ni comunicación previa que señalara una eventual disconformidad de la obra social con las prestaciones recibidas. La central gremial, que reúne a más de 3.000 afiliados en esta ciudad, difundió el martes las irregularidades denunciadas por el Ipross como fundamento del corte de contrato y señaló los perjuicios ocasionados a sus agremiados. La nota firmada por Pinazo detalló la existencia de: “subprestaciones”, “falta de información de las prácticas realizadas que permita conocer al Ipross la tasa de uso real”, cobro de plus e “indicación de (recetas) elementos cubiertos por la cápita a pacientes oncológicos”. El directivo del sanatorio sostuvo que el corte fue “sorpresivo”, aún cuando el contrato preveía la rescisión unilateral “sin motivos”, y le rechazó cada una de las irregularidades señaladas advirtiendo que todas las prácticas realizadas fueron previamente autorizadas por la obra social y que el Ipross carece de un sistema de auditoría y estadísticas propios que respalde esas acusaciones. García Platini calificó de “discriminatoria” la ruptura de contrato rechazada por carta documento y advirtió que “somos el único sanatorio de Río Negro que está en esta situación”. El médico entendió que la rescisión obedece a “un tema más político que sanitario”. El malestar de muchos afiliados al Ipross que ya no pueden acceder a los médicos y prestaciones del San Carlos se reflejó ayer en una carta de lectores, publicada por este diario, donde Héctor Raúl Cid se pregunta “cuánto tiempo más debemos soportar la pésima atención de la obra social provincial”. El afiliado se pregunta por qué “los señores del Ipross tomaron la resolución de que sólo se hacen cirugías e internaciones en el Hospital Privado y en el IMI”. También el secretario general de la CTA Regional, Jorge Molina, sostuvo que “nos parece grave porque esto traerá consecuencias para los compañeros que tienen tratamientos prolongados y tienen que cambiar de médicos” y relató que tomaron conocimiento de la situación por la reiteración de consultas de trabajadores municipales y docentes que fueron rechazados por el sanatorio desde principios de mes. Molina informó que pidieron mayores precisiones al Ipross sobre la rescisión de contrato y las previsiones que adoptará en atención a que “es una obra social estatal que se solventa con los aportes de los trabajadores”.

El Sanatorio San Carlos rechazó todas las argumentaciones que esgrimió la obra social.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios