Se frustraron las nuevas medidas de prueba por el caso Neumann

Un hombre faltó a la citación del juez Calcagno y otro habría sido mal notificado, por lo que no asistió a un careo.

Eugenia Gartner

El 26 de marzo de 2010 fue asesinado el médico de El Bolsón. Su familia busca justicia.

EL BOLSÓN (AEB).- El juez Ricardo Calcagno, a cargo de la investigación del asesinato del medico policial de El Bolsón Guillermo Neumann, intentó anoche tomar declaración ampliatoria a un hombre que ya estuvo vinculado al expediente, pero éste no se presentó a pesar de estar citado. Algo similar ocurrió con el careo que debía concretar con otras dos personas: llegó uno solo y, al parecer, la policía se equivocó al citar al otro hombre. En definitiva, ambas medidas de prueba quedaron postergadas hasta el viernes. De igual modo, el magistrado se dedicará hoy a una nueva indagatoria a un policía que fue detenido en su momento y luego liberado por falta de mérito. Además, se haría otro reconocimiento de las prendas dejadas por el supuesto asesino en las inmediaciones del escenario del crimen: una campera verde y una gorra negra. Fuentes judiciales adelantaron que el trámite contaría con la fiscalización de los abogados Alejandro Pschunder y Leonardo Pacheco, de Bariloche, quienes desde abril representan a Nilda Neumann, la madre de la víctima, quien también fue aceptada como querellante en el expediente. Los letrados ya habían tramitado la aceptación de algunas pruebas que Calcagno incorporó a la pesquisa. Guillermo Neumann fue asesinado frente a sus dos niños de corta edad cuando estacionaba su auto en el patio de un departamento céntrico, en las primeras horas de la noche del 26 de marzo de 2010. El autor utilizó un pistolón y el único disparo a la cabeza le produjo el deceso en cuestión de minutos. A las pocas horas, la policía local detuvo a dos sospechosos y el propio ministro de Gobierno, Diego Larreguy, llegó a los funerales asegurando que el caso estaba esclarecido. Pero no fue así. Sobre la situación procesal del primer acusado, Ricardo Arriagada, su abogado defensor Víctor Hugo Massimino insistió en pedir “la desvinculación total”, que también incluiría a otro joven, por entonces menor edad. Ambos fueron detenidos apenas producido el asesinato y luego liberados por el juez Ricardo Calcagno por “falta de mérito”. En el transcurso de la investigación, la justicia también avanzó sobre la hipótesis de una supuesta conexión entre el arma asesina y la droga, más allá del móvil del hecho, impulsado por la abogada Dalila Pinacho, querellante por la viuda Sandra Sachser. Asimismo, sigue vigente una oferta de recompensa de 150.000 pesos aportados por el gobierno rionegrino para quien brinde datos concretos que permitan aclarar el crimen.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora