Se inicia un nuevo intento por juzgar a Pinochet

Una Corte de Apelaciones le quitó sus fueros.

SANTIAGO (AFP) – La Corte de Apelaciones de Santiago, en un sorpresivo dictamen, dispuso ayer el desafuero del ex dictador chileno Augusto Pinochet por su responsabilidad en la «Operación Cóndor», aplicada por las dictaduras militares sudamericanas en los años 70 para eliminar a sus opositores.

El pleno de la Corte aprobó el pedido de desafuero por 14 votos en favor y nueve en contra, para el general Pinochet sea privado de su fuero y enfrente un juicio si así lo ratifica la Corte Suprema en las próximas semanas, cuando estudia la apelación que anunció su abogado defensor Ambrosio Rodríguez. «Obviamente vamos a apelar», adelantó Rodríguez, del equipo de abogados que defiende al ex dictador de 88 años, que gobernó Chile entre 1973 y 1990.

La confianza de Rodríguez se basa en un poderoso precedente, porque fue la Corte Suprema la que liberó de cargos a Pinochet, el 1 de julio de 2002, al considerar que padece una demencia moderada y no está en condiciones de enfrentar un proceso.

Aunque renunció a su cargo vitalicio en el Senado en julio de 2002, amparado por ese dictamen que lo dejó libre, Pinochet está protegido por un fuero especial que le otorgó el Congreso en su calidad de ex Presidente.

El presidente Ricardo Lagos, al conocer el dictamen en México, donde concurre a la cumbre de Guadalajara, sólo dijo que » es una decisión que ha tomado de manera autónoma el Poder Judicial y lo único que puedo decir es que habla de un estado de Derecho normal, que funciona como corresponde y donde todos somos iguales ante los tribunales».

La inesperada decisión hizo estallar el júbilo y los aplausos en tribunales entre los familiares de los detenidos desaparecidos, que aguardaban el veredicto. «Hemos recibido una muy buena noticia. Estamos felices», dijo Lorena Pizarro, de Familiares de Detenidos Desaparecidos.

«Fue un milagro», señaló por su parte el abogado querellante Juan Subercaseaux, al admitir que existían pocas esperanzas de que el tribunal acogiera esta nueva petición de desafuero, después de rechazar otras dos solicitudes en los últimos meses.

El comandante en jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, se manifestó en cambio «dolido».

En dos procesos anteriores por casos de violaciones a los derechos humanos, la Corte rechazó los pedidos de desafuero, siguiendo el argumento que sobreseyó definitivamente a Pinochet.

 

Una entrevista sin «demencia»

Una entrevista que concedió Augusto Pinochet hace seis meses a un canal de televisión de Miami, en la que se definió como un ángel, lo puso ayer nuevamente en manos de la justicia. El fallo del tribunal rechazó el argumento de la defensa del ex gobernante, que apunta a que una leve demencia le impide defenderse ante los tribunales.

Según fuentes judiciales, los magistrados de la Corte de Apelaciones acogieron la petición de desafuero luego de ver la entrevista que concedió Pinochet en noviembre del año pasado a una cadena de televisión de Miami, en la que respondió con lucidez.

Esa entrevista fue anexada al proceso por la parte querellante . La conversación de una hora con la periodista cubana María Elvira Salazar nunca ha sido difundida en Chile .

En esa entrevista, Pinochet dijo sentirse «como un ángel» y negó su responsabilidad en los más de 3.000 muertos y desaparecidos que dejó su régimen, entre 1973 y 1990. «Reflexionando y meditando, soy bueno. No tengo resentimientos, tengo bondad», dijo el octogenario militar. Pinochet se negó también a pedir perdón. «No tengo que pedirle perdón a nadie, al contrario, el perdón me lo tienen que pedir ellos a mí, los del otro lado, los marxistas, los comunistas», aseguró. (AFP)

 

Jefe del ejército está «dolido»

SANTIAGO DE CHILE (AP) El comandante en jefe del ejército, general Juan Emilio Cheyre, lamentó el desafuero del ex dictador Augusto Pinochet y el que la sociedad chilena siga «entrampada'' en el pasado. «Me sorprende que en Chile no podamos salir de esto'', comentó Cheyre , al tiempo que afirmó que «los fallos judiciales deben ser respetados».

Con gesto compungido, Cheyre dijo que «me duele que como sociedad no logremos desentrampar el pasado y cuando uno sufre con ellos, con cada lado, provoca desazón, congoja, que como sociedad no nos desentrampemos''. Unos 300 militares ya jubilados enfrentan juicios por abusos del régimen militar.

  Nota asociada: Una «multinacional del terror»  

  Nota asociada: Una «multinacional del terror»  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora