Se necesitan 81 salarios para comprar un departamento

En la Capital Federal hoy una familia necesita un ingreso mensual de $ 11.560 para poder acceder a un préstamo de $217.000 que le financie el 70% del valor de un departamento de 60 m2 usado.

ECONOMÍA

Para la clase media la adquisición de una vivienda no es una cosa fácil. En cualquier país del mundo una persona debería ahorrar su salario entero por varios años como para poder comprar una casa o un departamento para vivir. Pero como debe gastar periódicamente su dinero en alquilar un lugar para vivir, en ropa, alimentos o alguna otra cosa que le sea necesaria, debe conseguir alguna clase de financiamiento a largo plazo que le permita alcanzar el sueño de la vivienda propia.

En la Argentina la situación no sólo no es una excepción, sino que se ha vuelto más dramática en los últimos años. Tomando en cuenta los valores promedio del m2 y la remuneración media de la economía en el segundo trimestre del 2011, se necesitan alrededor de 81 salarios promedios para comprar un departamento usado de 60 m2 en Capital Federal, mientras que para adquirir uno de similares condiciones en el Interior o en Gran Buenos Aires se necesitan cerca de 63. En cambio, en 1998, dichas cifras llegaban a 65 y 52 salarios medios respectivamente, evidenciando que la vivienda se ha vuelto un bien más caro en términos de los ingresos de la familia.

Más allá de esta evolución, estas magnitudes muestran claramente que deben existir mecanismos de financiamiento a largo plazo, siendo el hipotecario el más tradicional. No obstante, en la Argentina, las escrituras que se realizan con hipotecas han caído a un nivel tan bajo que demuestran la pobre evolución que han tenido los créditos para adquirir una casa o un departamento en los últimos años. En los primeros ocho meses de 2011, solo un 6,1% del total de escrituras de compra-venta se realizó mediante hipotecas, mientras que en 1998 llegaban al 29,2%.

Otra manera de ver esta evolución es observando el crédito hipotecario con respecto al producto interno bruto. Antes de la crisis de la convertibilidad, los montos de dichos préstamos representaban un 3,5% del PIB, mientras que durante este año solo llegan al 0,7%, evidenciando cuanto se han reducido.

Hoy en día, el crédito hipotecario es inaccesible para la clase media. Continuando con el ejemplo del departamento de 60 m2 en GBA, una familia necesitaría un ingreso total de $ 11.560 para poder acceder a un préstamo que le financie el 70% del valor del departamento (un préstamo por $ 217.000 sobre los $ 309.400 del valor total), y la cuota de casi $4.050 le cubriría el 35% del total de sus gastos. Estos requisitos plantean una fuerte barrera a la entrada para la gran mayoría de la clase media.

Además, las familias necesitan un ahorro previo de casi 116.000 pesos, dado que los créditos no cubren la totalidad del valor de las viviendas a comprar. Pero la inexistencia de herramientas de ahorro accesibles para la clase media dificulta la posibilidad de alcanzar dichos montos. Por ejemplo, si una persona hubiese ahorrado el 20% del salario promedio de la economía en dólares durante los últimos seis años, solo podría adquirir 11,2 m2, y si hubiese ahorrado en un plazo fijo llegaría hasta 12,2 m2.

Uno de los mayores problemas que generan este escenario es la elevada inflación, que junto a la inestabilidad económica que sufren todos los países en desarrollo, elevan los requisitos para obtener un préstamo a largo plazo y aumentan la tasa de interés de los mismos. Para solucionar esto, sería necesario la implementación de un sistema de Unidad de Cuenta, que actualice los valores inmobiliarios de acuerdo al movimiento de los precios, logrando eliminar la incertidumbre inflacionaria. Esto es lo que hacen otros países del mundo, tal como Chile, en donde el mercado hipotecario se encuentra más desarrollado.

FUENTE: abeceb.com


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora