Se quedaron sin vino y protagonizaron desmanes

Apedrearon un comercio, casas, una escuela, un jardín de infantes y patrulleros. Fue en Zapala y hay cinco detenidos

ZAPALA (AZ).- Una patota compuesta por varios mayores con frondoso prontuario, adolescentes y dos mujeres, protagonizó una batalla campal ayer a la madrugada en esta ciudad. El escenario de la batahola fue el barrio 12 de Julio y como saldo, los inadaptados dejaron numerosos vidrios rotos en viviendas particulares, dos establecimientos educativos y móviles policiales.

El conflicto se inició cuando un almacenero se negó a vender alcohol. Hubo varios demorados y la policía se incautó una camioneta y armas blancas que estaban en poder de los revoltosos.

Los hechos se desencadenaron a partir de la 1.30 de ayer, y por varias horas, las calles del barrio fueron tierra de nadie. Una lluvia de piedras cayó sobre las viviendas y tuvieron que intervenir más de una treintena de efectivos para calmar los ánimos.

Según pudo establecerse, todo empezó cuando un comerciante no quiso vender alcohol a estos sujetos. Como represalia, le apedrearon el local y dieron comienzo a una inexplicable violencia contra las casas ubicadas en las cercanías.

Algunos vecinos alcanzaron a llamar a la policía pero la llegada de los efectivos no hizo más que enardecer a la patota. Lejos de retroceder, los sujetos comenzaron a arrojar piedras contra los uniformados y los móviles, logrando destruir cristales pero sin llegar a provocar lesiones entre los uniformados.

El jardín de infantes Nº9 y la escuela Nº307 se llevaron la peor parte, porque una gran cantidad de vidrios resultaron rotos como consecuencia del accionar vandálico.

La gravedad de la situación obligó a la intervención del Grupo Especial de Operaciones cuyos integrantes, luego de varias horas, lograron restablecer la calma en la zona. Los más revoltosos fueron detenidos en el lugar del hecho pese a la resistencia que opusieron dos mujeres que integrarían la banda.

«Estas personas agredieron a nuestros efectivos e intentaron que no pudiéramos demorar a sus amigos», señaló el inspector Enrique Funes, titular de la comisaría 22 de esta ciudad y jefe del operativo.

Los cinco mayores de edad arrestados permanecían ayer a la mañana alojados en dependencias policiales. Según trascendió, alguno de ellos tendría más de veinte causas por diferentes delitos en lo que va del año.

Además, la policía logró secuestrar una camioneta Chevrolet que era utilizada por los revoltosos y varias armas blancas.

El panorama que dejó la refriega fue desolador dada la gran cantidad de piedras y cajas de vino que quedaron esparcidas por la zona. Los directivos de las establecimientos educativos se enteraron a la mañana de la rotura de los vidrios.

Tanto el jardín como la escuela son blancos habituales de los delincuentes.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora