«Seguimos ligados al modelo tarifario de los '90»

El Defensor Nacional del Pueblo, Eduardo Mondino, criticó la estrategia gubernamental en la faz renegociadora con las privatizadas. Sostiene que deben revisarse a fondo los nuevos contratos y en algunos casos hasta bajar las tarifas. Puso como ejemplo el caso de las terminales portuarias, que se han visto beneficiadas con la devaluación y pesificación de la economía, "y de esta manera han tenido

BUENOS AIRES (ABA) . – Consciente de que se está ingresando a una etapa decisiva en las reglas de juego para los próximos años del modelo privatizador, el Defensor del Pueblo, Eduardo Mondino se mostró ante este diario muy preocupado por el rumbo que el gobierno está tomando en la ingeniería de los nuevos contratos.

El miércoles pasado, el Senado dio media sanción al acta de acuerdo con la empresa Edelap (empresa de energía de la provincia de Buenos Aires); que implicaría un modelo a seguir en los aproximadamente cincuenta contratos que continúan pendientes .

La zanahoria de una postergación en aumentos tarifarios domiciliarios hasta el año 2006, disimula aspectos altamente distorsivos en la relación asimétrica entre empresas privatizadas y usuarios. La falta de herramientas para intensificar los controles, tarifas atadas a la indexación y un tratamiento indulgente en cuanto a las multas aplicadas por deficiencias en el servicio, implican un esquema -según Mondino- similar al sistema desregulador de los '90.

¿Cómo observa la Defensoría el proceso de renegociación con las privatizadas ?

– En términos generales la renegociación de los contratos ha avanzado de forma bastante lenta. Si uno toma en cuenta el inicio del período de emergencia de 2002, es cierto que el panorama se complicó y mucho. Ahora nosotros vemos muchas imprecisiones en el proceso de reordenamiento del tema por parte del Ejecutivo. No veo en las cartas de entendimiento que se discuten hasta la fecha, cambios sustanciales con respecto al concepto privatizador de los '90.

¿En qué consisten los paralelismos ?

– Básicamente en que sigue habiendo aspectos asimétricos entre los usuarios y las empresas. Todos sabemos que una de las cuestiones que provocó la reforma del Estado fue que en la transferencia d lo servicios públicos al sector privado, hubo muchas imprecisiones, que luego se fueron intensificando con reformas parciales de los contratos. Estas desprolijidades ocasionaron luego demandas de los prestadores contra el Estado argentino que se quejan de incumplimientos por parte de este último. La falta de reglas de juego claras y falta de controles, junto con mecanismo de tarifas atados a la indexación -como los índices dolarizados de tarifas-, se repiten en rasgos generales en los nuevos contratos a firmar en esta nueva etapa. Desde la Defensoría vengo reclamando que estos nuevos contratos fijen reglas más precisas, que reduzcan la multiplicidad de interpretaciones que en la actualidad tienen los tratados con las privatizadas. Debe quedar explicitado cuáles son las obligaciones del Estado y cuáles las de los concesionarios.

En cuanto las obligaciones de los concesionarios, ¿es serio que se le den en algunos casos tanto tiempo para pagar las deudas por multas?

– Es una cuestión muy cuestionable. Haber otorgado a Edelap en esta carta de entendimiento, hasta ocho años de indulgencia para pagar multas (que fueron hechas por graves incumplimientos del servicio) son excesos inaceptables. Esta empresa tuvo incumplimientos graves como cortes, sin aviso, de suministro .

– ¿Se discutirán tarifas con un criterio de defensa del consumidor?

– En el caso de las otras empresas energéticas vamos a tratar de incluir una revisión tarifaria ,que será útil para deslindar precios con calidad de servicios . Las actas de entendimiento prevén el año 2006 como aplicación de aumentos de tarifas residenciales. Es necesario reformular el componente tarifario, una revisión requiere analizar los cargos fijos y el aspecto impositivo. Hay que pensar que la estructura actual sigue ligada al modelo de la década del '90, es decir modelo de convertibilidad con una economía casi dolarizada. Evidentemente es clave reformular este sistema… Me parece que el gobierno podría haber encarado con mayor celeridad estos temas sin complicar su panorama electoral. No es necesario retocar las tarifas este año, pero sí se debe ir a fondo en la discusión de estos contratos.

 

Terminales portuarias

 

¿Qué otra asimetrías contienen las nuevas actas de acuerdo?

– Lo de las terminales portuarias realmente es abusivo. El acta de entendimiento de este caso no se corresponde con la realidad del sector. Las terminales han sido beneficiadas por la devaluación y pesificación de la economía, mientras que siguen aplicando tarifas en dólares. Han tenido una fuerte baja en sus costos operativos por lo que se tendría que discutir entonces una baja de las tasas de importación y exportación de productos. El sentido común indica que hay sectores que tuvieron un beneficio extraordinario y quieren continuar como si siguiéramos en emergencia. En los peajes nos preocupan dos cosas, primero que se intenta aplicar al registro de inversiones un índice que no tiene nada que ver con la estructura de costos que eleva sustancialmente el valor y desnaturaliza los valores del peaje. Y segundo, no se ha tenido en cuenta el aumento del tráfico, y por ende las ganancias de los concesionarios en relación con la tarifa. Van a recibir un incremento de alrededor del 15 % que es superior a los parámetros normales de la explotación del negocio.

¿Comparte la estrategia de defensa en los juicios internacionales contra el Estado argentinos?

– Lo primero que hay que decir es que el Ciadi, ha demostrado ser un tribunal arbitral que defiende los intereses del Banco Mundial, que a la vez tiene relación con los negocios de las privatizadas ya que tienen acciones en esas empresas. Son juez y parte, con procedimientos poco transparentes y manejos totalmente arbitrarios. El gobierno debe definir qué es lo que quiere del Ciadi. El ministro de justicia Horacio Rosatti, ha ratificado hace poco que estos acuerdos deben ser analizados por los Tribunales locales. Esta es una interpretación que amortiguaría los efectos de las demandas internacionales. Ahora, no se puede plantear que las empresas puedan sacar beneficios en las negociaciones poniendo como moneda de cambio el levantar o no los juicios. Este no debería ser el marco de la negociación, sino más tarde o más temprano vamos a tener de nuevo serios problemas con las empresas extranjeras.

Horacio Caride

Nota asociada: Piden acelerar la rebaja del precio de la carne  

Nota asociada: Piden acelerar la rebaja del precio de la carne  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora