Sigue el conflicto de la Facultad de Derecho

Finalizó hoy la reunión pactada, con pocos puntos resueltos. Mañana continuará. Continuarán las medidas de fuerza.

Hebe Rajneri

ROCA (AR).-Las representantes de las trabajadoras de la limpieza de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Fadecs) de Roca, que fueron despedidas a mediados de enero por la empresa Litoral Cleaning tras un largo reclamo laboral, se reunieron ayer con autoridades de la UNC. Y luego de una extensa reunión, en la que sólo acordaron que la facultad pagará los insumos y el monto por hora trabajada (que se fijó en 82 pesos), se decidió un nuevo encuentro para mañana, al mediodía. Lo que queda pendiente de resolución es el pago de sueldos de enero, un tema que se pactó discutir en una futura reunión. Y hasta que este tema no esté resuelto –informaron–, continuarán las medidas de fuerza que mantienen sin actividad académica a la facultad. La reunión de ayer se llevó a cabo en el decanato de la facultad, con la presencia de las trabajadoras, el vicerrector de la universidad, Daniel Nataine, el decano de la Fadecs, Carlos Pescader, y la decana de la Facultad de Lenguas, Alejandra Olivares, entre otros. Desde pasadas las 14 se desarrollaron los debates, que se trabaron en varias oportunidades por diferencias en varios puntos. A las 19:30, y con dos puntos acordados, se decidió dar por terminada la reunión, que continuará mañana El encuentro de ayer había sido pactado por las partes la semana anterior. Allí se acordó que la universidad rescindiría el contrato con la empresa de limpieza y reincorporaría a las trabajadoras, que conformarán una cooperativa de trabajo. La casa de estudios también se había comprometido a abonar los salarios adeudados de las empleadas. El conflicto comenzó en diciembre, con retención de servicios de las contratadas, que denunciaban salarios adeudados, malas condiciones laborales, falta de cobertura social, entre otras falencias. Tras dos semanas de protesta, Litoral Cleaning fue intimada por la facultad para regularizar la situación de sus empleadas. La firma accedió, pero tras el receso del mes de enero sorpresivamente echó a las contratadas. La CTA Autónoma y el gremio ATE se solidarizaron con las trabajadoras, e iniciaron medidas de fuerza en la unidad académica, que derivaron en la detención del secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

No hay tregua


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios