Sobisch se quedó con todo y a Gallia se le opaca la ilusión del 2003

El MPN ganó las intendencias de Plottier y Picún.Triunfo de Pilar Gómez, con muchos ausentes.El radicalismo, debajo del Partido Obrero y el PH.

PLOTTIER (AN).- El Movimiento Popular Neuquino se quedó con el sillón de la intendencia de Plottier y sobischismo golpeó duro a uno de los posibles oponentes en las próximas elecciones provinciales: el senador Sergio Gallia.

Pilar Gómez, una productora nacida y criada, será la primera intendenta de esta ciudad, al imponerse por más de 1.200 votos sobre Gustavo Masid, el candidato de Gallia, quien admitió que ahora «levantará el pie del acelerador».

Es que en las elecciones de la víspera la pelea de fondo era entre el gobernador Jorge Sobisch y el senador justicialista. Y el ganador claro fue Sobisch, quien, exultante, llegó a Plottier poco después de las 20, cuando el triunfo de Gómez ya era una realidad.

Con una gran cantidad de ausentes (el 40% no concurrió a las urnas), las elecciones rompieron la calma de los domingos estivales de esta ciudad. Desde muy temprano, como venía sucedió desde hace siete días sin pausa, el PJ -fortísimo en esta ciudad- y el MPN desplegaron todo su arsenal por las calles del centro (ver aparte). Los demás partidos mostraron tan poco como es su realidad. Tal es así que la Unión Cívica Radical, con Alejandra Reyes a la cabeza, quedó como quinta fuerza. Arriba del partido centenario se ubicó el Partido Obrero que postulaba a Norberto Calducci y el Humanista.

El partido provincial, que también consiguió un claro triunfo en la elección de Picún Leufú (ver aparte), logró en Plottier 5.011 votos (el 46,96%), en tanto que Masid sumó, entre votos propios y los que le aportó el MID, 3.793 sufragios (el 35%).

La victoria del MPN tiene varios condimentos para el análisis. Por un lado, de acuerdo a las encuestas que manejaban puertas adentro, se llegaba a las elecciones con lo que fue definido como un «empate técnico».

«Más no se pudo hacer», le dijo a este diario alrededor de las 17 la flamante intendenta de Plottier. Gómez también sostuvo que en sus recorridas vio «a mucha gente que votó muy presionada».

A esa hora, en el búnker del PJ Gallia analizaba las palabras del discurso que creía iba a pronunciar durante la noche del domingo. Y a su lado, el marido de su prima Ana María repetía que el PJ tendría una diferencia de «cinco puntos» arriba, tal fueron los datos que proporcionó un servicio de encuestas a boca de urna.

Después de las 18, los resultados cachetearon a Gallia, Masid y a la legión de partidarios que esperaban la hora señalada.

Desde la secretaría electoral, instalada en el Concejo Deliberante, el equipo que comanda Irma Freydoz confirmó los datos que manejaban los presidentes de mesa del MPN.

«No creíamos que pudiera ser tanto», fue elocuente el jefe de campaña del Pilar Gómez, Carlos Faiasso.

La otra cuestión tuvo que ver con la presencia de dirigentes de la ortodoxia del MPN con Mirco Suste y Alberto Moreno a la cabeza, moviéndose con los máximos referentes del ala blanca del partido provincial, quienes desembarcaron en masa en la ciudad de Plottier.

Así, mientras Gallia prometía un replanteo de su trabajo y cumplía con la formalidad de garantizar apoyo a la flamante jefa comunal, en la esquina de Belgrano y Pulmarí sobre un destartalado camión Bedford modelo 63 se armaba el escenario triunfal del MPN. Todo era euforia.

En el PJ todo era silencio. «No esperábamos este resultado, tenemos que hacer una análisis cuidadoso de todo lo que pasó. Hoy por hoy la política es muy dinámica y no sabemos qué puede pasar, por lo que vamos a definir qué hacemos», dijo Gallia.

El resultado llegó con sorpresas

PLOTTIER (AN).- Ni el PJ ni el MPN esperaban este resultado. Desde las propias filas del partido provincial en los últimos días sólo se hablaba de presuntas paridades o de un «empate técnico». En el PJ, en tanto, se repetía que la diferencia a favor era de cinco puntos para arriba.

De hecho, a la hora del festejo no había escenario preparado y tampoco cámara partidaria para registrar el momento. La síntesis fue la presencia de un funcionario de habitual impecable presencia vistiendo un buzo gastado y calzando ojotas, como arrancado de un descanso dominical.

A la hora del acto, ya sobre el camión volcador Bedford sin capó, hablaron Encarnación Lozano, el vicegobernador Jorge Sapag, Pilar Gómez y por último Sobisch.

«Más que recuperar Plottier o Picún estamos recobranado la mística del MPN, estamos recobrando los sueños de nuestra gente», afirmó Sobisch. El mandatario destacó la unidad del Movimiento Popular Neuquino que -consideró- «habíamos perdido porque habíamos sido débiles, porque no habíamos peleado entre nosotros».

Los «aparatos» funcionaron a pleno

PLOTTIER (AN).- Más allá de los efectos de un sol de fuego, las calles de Plottier fueron un infierno, por donde presurosos anduvieron vehículos de todo tipo con militantes y dirigentes que desplegaron sin pudores sus respectivos aparatos electorales. El Justicialismo y el Movimiento Popular Neuquino pusieron toda la carne al asador, más que esta elección por la pelea de fondo entre Sergio Gallia y Jorge Sobisch, un choque muy probable para el 2.003.

En el MPN se dieron las circunstancias más llamativas. Durante todo el día, el dirigente Mirco Suste y el diputado provincial Alberto Moreno -ambos integrantes de muy venida a menos ortodoxia emepenista- recorrieron escuelas, coordinaron a los vehículos y hasta se quejaron por una encuesta a boca de urna que contrató el Justicialismo. Lo curioso es que en la misma misión pero en otro vehículo se movilizaron dos ultrasobischistas, el director del Banco Provincia, Carlos Sandoval y el diputado Julio Falletti.

«Siempre hay alguno que no te mira bien y otros a los que uno no mira bien», confesó Suste en diálogo con «Río Negro». El ex precandidato a vicegobernador -uno de los pocos que no abandonó el barco del felipismo- dijo que lo importante es la unidad del partido.

La gente de Gallia también tuvo lo suyo. Luego de algunos tironeos en una escuela -precisamente por la boca de urna- en la zona apareció el diputado provincial Aldo Duzdevich, acompañado de dos militantes acostumbrados a moverse en zonas peligrosas. A una hora del cierre de los comicios, de los dos lados expresaban su preocupación por la baja concurrencia: las cifras indicaban una participación por debajo del 60 %.

foto: Sobisch festejó junto a Pilar Gómez en Plottier. Un mensaje claro: hubo 40% de ausentismo en las urnas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora