Estarbien

+50: cómo reinventarse para que la segunda mitad de la vida sea mejor que la primera

Sebastián Campanario comparte el éxito de su último libro "Proxi +50.50 ideas para tus próximos 50 años". Cómo prever y planificar los próximos años. El bienestar es posible, insiste.

Hay que saberlo: la segunda mitad de la vida puede ser mejor que la primera.

Sebastián Campanario lo dice en su último libro, “Proxi +50. 50 ideas para tus próximos 50 años”, de editorial Sudamericana.

El autor es licenciado en Economia por la UBA, periodista y se ha especializado en los últimos años en innovación, creatividad y economía no convencional. Sus charlas en vivo, sus notas y sus libros tienen notable repercusión por estos enfoques novedosos sobre el bienestar y la felicidad.

Cada día se suman nuevos avances, que van más allá de la ciencia y la tecnología, y que ayudan a configurar un nuevo panorama para la adultez. “Un mapa en el cual disfrutar de una segunda mitad de la vida mejor que la primera sumó chances y probabilidades de manera radical”, plantea Campanario.

Justamente para ese mapeo eligió las 50 ideas que le parecía que podían generar más valor, un número que resuena con la segunda mitad de la vida, os próximos 50 años, o los próximos 50 conceptos que nos inspirarán hacia algún cambio.

Sebastián Campanario feliz de que su último libro, a pocas semanas de haber salido al mercado, vuelve a reimprimirse en su segunda edición. ¿La clave? Aborda un tema que ya está instalado en la agenda del bienestar.

Nunca es tarde para tomar una decisión de cambio trascendental en la vida. El ídolo de Lotersztain es Bertrand Russell, que a los 95 años (falleció a los 97) estaba reformulando y trabajando en Los principios de la matemática. Jones se queda con una frase que se le atribuye a Gandhi: “Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre”.

Sebastián Campanario en su último libro «Proxi +50»

Me gusta pensar que de este bombardeo de estímulos puedan surgir al menos 3 o 4 semillas de inspiración hacia una modificación de actitudes o formas de pensar con respecto a la longevidad. Que acerquen al lector hacia el cuadrante del conocimiento de “lo que no sabemos que no sabemos”, que desvíen la caminata desde el sesgo de confirmación en el cual caemos (porque nuestro cerebro así está diseñado) por default”, invita el autor.

Sostiene que “los humanos somos muy malos para predecir qué nos va a hacer felices, y para determinar en qué somos buenos o qué nos va a entusiasmar: la estrategia más razonable es, entonces, probar la mayor cantidad de ideas y estímulos posibles”.

Una narrativa nueva

De este punto y de otros dialogamos con este referente e inspirador que sigue insistiendo que la ola de la revolución senior se está desplegando. Dos de cada 10 personas tendrán más de 65 años en la Argentina en 2050.

Quizás por este dato Campanario no está tan solo ahora en la construcción de esta narrativa entusiasta sobre los +50.

“La demografía está mutando, y más rápido de lo que pensábamos La “pirámide” poblacional está dejando de ser, justamente, una pirámide, para convertirse en un rectángulo, con un tercio de la población por encima de los 60 años”.

“En el libro trato de no ser naif pero soy entusiasta por naturaleza. Lo que digo es que no es seguro que la mitad de la vida sea mejor que la primera pero sí que hay más chances de que lo sea en relación a 20 o 10 años atrás. Más allá de los avances de la ciencia, la medicina, la tecnología, la gran mayoría de la gente que entrevisté les gusta mucho más la vida que están teniendo después de los 50”, afirma a RÍO NEGRO.

Más conscientes de nuestra fragilidad

Cuando se abre una conversación sobre nueva longevidad es muy común escuchar esta reflexión: “Prefiero vivir bien hasta los 80 años y no mal hasta los 100”. Ilumina Campanario: “De lo que se trata es, justamente, de romper esta dicotomía, de entender que con todos los avances que estamos viendo en ciencias de la vida, hábitos, cambios de modelos mentales y de formas de pensar hoy tenemos muchas más herramientas para sumar décadas con calidad de vida. Y que la caja de herramientas en su mayor parte está integrada por ideas de costo cero, o muy bajo. Como diría un vendedor ambulante en el subte o colectivo: llevá precio, calidad y cantidad”.

¿Cómo cambiar esta mentalidad?

El autor, al ser entrevistado por RÍO NEGRO, resalta que durante la pandemia vivimos un punto de inflexión para nuestras vidas: “todos tomamos más conciencia de nuestras fragilidad”.

A partir de este registro “me parece relevante lo que yo llamo la mentalidad de longevidad: se trata de que en algún momento de tu vida te caiga la ficha de que está bueno hacer cosas hoy para sentirte bien en el futuro inmediato o mediato. Hoy corro, camino y me entreno para poder levantar a mi bisnieto cuando tenga 90 años o para poder subir la valija solo cuando viaje en avión”.

Tengo que planificar y pensar mi futuro más que nunca. No solo hacer ejercicio cardiovascular o de fuerza sino considerar hábitos de comida saludable; hacer planificación financiera y económica. Nunca es tarde para empezar a hacerlo”, refuerza.

El paso del tiempo algo más que inevitable

Lo interesante es la puesta en valor que hace Campanario de algo inevitable: el paso del tiempo.

Y de no empezar batallas contra la edad porque están perdidas de entrada. En su libro rescata que “el camino de la vejez es uno de belleza, de integración y de sabiduría”, como decía Azucena Gorbarán, psicóloga con posgrados y doctorados en Sociología y complejidad en Inglaterra que hace poco entró en su “versión 7.0” (cumplió 70 años).

“Es una forma positiva de hablar sobre la edad en una sociedad acostumbrada a ver la segunda mitad de la vida como un declive inexorable y determinista”.

“Los humanos somos muy malos para predecir qué nos va a hacer felices”, vuelve a advertir Campanario. Un ejercicio posible para revertir este actitud pasaría por resetearse guiados quizás por los 50 capítulos cortos de “Proxi +50” que pueden servirnos para que la segunda mitad de la vida sea mejor que la primera.

El libro es de muy fácil lectura con un estilo ágil y atractivo.

Prever, planificar, pensar

Nunca es tarde para cambiar de hábito o modelos mentales, afirma el entrevistado. ¿Qué factores terminan incidiendo más en el bienestar físico y emocional?

Algunos vienen de fábrica y esos ayudan a quienes lo heredaron, apunta Campanario: una niñez apacible, tener ancestros longevos y una personalidad alejada de la depresión. Pero hay otro que sí dependen de nosotros, ahora: no fumar, comer sano, hacer deportes, movernos regularmente, desarrollar técnicas de autoconocimiento con la meditación y cultivar vínculos saludables, entre otros.

El autor concluye como un gran experto en economía de la felicidad: a lo largo del ciclo de la vida el nivel de bienestar emocional recorre una suerte de curva con forma de sonrisa. ¿Cómo sería eso? Es elevado en la juventud, baja a los 40-50 años (crisis mediana edad, exceso de trabajo, estrés galopante) y vuelve a subir luego delos 55 o 60 años. Incluso puede elevarse a niveles más altos que los de la juventud. ¿Algo más para entusiasmarse?

Sebastián Campanario lanzó días atrás su newsletter al que se puede suscribir gratuitamente desde SebaCampanario.com

Un textual del libro que puede gustarte

Explorar quiénes somos más allá de nuestros roles habilita a otras preguntas: ¿qué quiero de mí, de mi vida?, ¿qué me animo a pensar de lo que me interesa?, entre otras.
“Si esta es una pregunta habilitadora, también es una pregunta que da temor porque pueden aparecer deseos o intereses totalmente solapados por haber estado enfocados tantos años en las funciones que venimos teniendo —plantea la autora de A veces el cambio—. A mi entender, no se trata de responder esta pregunta con rapidez. La respuesta rápida es tramposa: nos deja tranquilos, pero a la vez obtura el proceso. Es valiosa en tanto podemos dejarla abierta para ir evolucionando en las posibles respuestas. Es una pregunta que abre el juego. Y tal vez también, nos abre a nuevos juegos”.

Del capítulo 16 Chau “retirados”,hola “recableados”


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios