Explosión en Aguada San Roque: «Me sentí muy decepcionada y dolorida», dijo la madre de la maestra

En la última parte de la audiencia de control de acusación que se hizo este miércoles, la mamá de la maestra esperó afuera del edificio judicial.

La causa judicial por la explosión en la escuela N° 144 del paraje Aguada San Roque, avanza al juicio que se fijó para el 3 de junio, en Neuquén. Sin embargo, de los nueve acusados solo irán siete. Los funcionarios de Educación no están incluidos en la nómina y esa decisión fue criticada por la mamá de la maestra Mónica Jara, quien murió junto al gasista Nicolás Francés y a su sobrino Mariano Spinedi.

Norma Albarrán, la mamá de la maestra lleva su pechera blanca, con el rostro y el nombre de su hija: Mónica Jara y la leyenda: Presente.

Ella viajó junto a sus familiares para asistir a las audiencias de control de acusación. Sin embargo, este miércoles, resolvió estar en Cutral Co, pero no entró a la sala. Esperó en la vereda frente al edificio judicial, con la pancarta en la que reclaman justicia desde el día en que ocurrió la explosión.

«Fue una decepción muy grande, fue muy fuerte escuchar lo que se dijo adentro (el martes). Me sentí muy decepcionada y dolorida», dijo a RÍO NEGRO, Norma. Esto fue porque los únicos dos funcionarios de Educación que estaban acusados fueron sobreseídos. Se trata de Fabio Luna, director general de Educación Rural y Patricia Cressatti, directora provincial de Nivel Primario.

«Quería creer en la justicia y veo como estamos avanzando que no se hace la justicia de verdad, que tendría que tener por la muerte de mi hija y las demás personas», aportó Norma. Sobre Luna y Cressatti pesaba la acusación de incumplimiento de deberes de funcionario público. Sin embargo, la defensa particular de ambos pidió su sobreseimiento y, después de escuchar los fundamentos, el juez de garantías, Mario Tommasi le dio la razón y los desvinculó de la causa.

Albarrán explicó que la decepcionó el juez que intervino cuando escuchó que «hay muchos casos de incumplimiento de los deberes y no están acusados, pero este es un caso de homicidio». A su entender, ambos debían ser acusados por homicidio doloso, lo que finalmente no ocurrió.

Otro de los funcionarios desvinculados antes de esta instancia fue Gabriel Potas, coordinador Interinstitucional de la Unidad de Planificación e Infraestructura, dependiente del Ministerio de Educación.

La mujer mencionó que prefirió quedarse afuera porque «no quiero escuchar más barbaridades y que no se haga justicia que es lo que estamos pidiendo».

Por último, Albarrán sí se mostró conforme con la decisión de trasladar la realización del juicio a Neuquén en vez de Cutral Co. Esta alternativa le permitirá estar más cerca de la familia y más apoyados por el resto de la comunidad.

En cuanto a su entorno familiar, dijo que están muy unidos y que acompañan al padre de sus nietas, las hijas de Mónica. «Estamos viendo crecer a mis nietas, sin su mamá es un montón. Es un día a día», concluyó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora