Fernanda, un alma solidaria que impulsó la donación de órganos

Segovia fue una luchadora de Roca que tras recibir un trasplante de riñón comenzó una campaña para concientizar sobre este camino que salva vidas. El lunes 6 de febrero pasado falleció tras una larga trayectoria como referente en Río Negro.

El día que Fernanda Segovia recibió su trasplante de riñón, su mirada de la vida cambió y tras esa operación se dedicó a promover la donación de órganos en Río Negro.
Cuando se realizaban campañas allí estaba firme, motivando a la comunidad sobre la importancia de donar.

“Quería hacer algo. No significa que no hayan hecho nada antes, sino que quiero hacerlo como paciente, aportar mi granito”, contó en una entrevista de Río Negro, en 2018 cuando lanzó la Fundación “Celebrar la Vida” en Roca.
El lunes 6 la noticia de su fallecimiento a sus 58 años conmovió a todos.

“Ella fue doblemente trasplantada de riñón, era una agradecida de la vida. Trató desde su lugar concientizar a la gente de lo que es donar”, contó la directora del hospital de Roca, Ana Senesi.
Durante muchos años trabajó fuertemente en el Cucai de Río Negro. “Compartimos distintos eventos solidarios para recaudar dinero y comprar elementos para el hospital. También trabajó mucho en las campañas del área de hemoterapia para la donación de sangre”, recordó.

La médica Mercedes Alba, Fernanda Segovia y la directora del hospital Ana Senesi. Foto gentileza

Luchadora incansable

Guillermina Krenz, licenciada en Servicio Social se desempeña en el Cucai de Río Negro y estuvo muchos años a la par de Fernanda para promover la donación.

“Su primer trasplante fue en 1994 con un donante vivo, que fue su mamá. Después volvió a diálisis y se retrasplantó cerca del 2000”, recordó Guillermina.

La licenciada señaló que a raíz de su experiencia de vida ella se encausó en esta campaña solidaria y para transmitir sus vivencias a otros.
Fernanda tuvo muchas capacitaciones en el Consejo Asesor de Pacientes (CAP) del Incucai.
“Era una persona que leía mucho, fue una referente impecable de una labor extraordinaria, siempre destaco que ella lo hacía de forma voluntaria”, contó.

La profesional remarcó que fue muy prolija para vivir en su alimentación y su tratamiento tras recibir su trasplante.
“Su vida estuvo abocada a su situación de salud. Estuvo siempre acompañada de sus padres y vivió con ellos hasta que fallecieron”, señaló.

Con Guillermina Krenz del Cucai trabajaron a la par. Foto gentileza

Guillermina destacó que fue una de las pocas voluntarias en Río Negro que formalmente logró tener una ONG que era la Fundación Celebrar la Vida que trabajaba en Roca. Fernanda era la presidenta.
La organización se dedica a la difusión de donación de órganos y tejidos. También colaboraba con personas con discapacidad.

La licenciada conoció a la referente roquense a través de la Fiesta de la Manzana.
“Ella ponía todos los años un stand de difusión en la fiesta. Un día me contacté con ella para ir juntas, era lo más lógico que nosotros desde el Ministerio de Salud la sumemos para trabajar. Así fue como nos conocimos”, recordó.
Estos stands compartidos comenzaron en 2010.

“Este año no estará el puesto por su reciente fallecimiento. Estamos muy apenados desde el Cucai. Seguramente el año que viene habrá otras personas que continuarán con este trabajo y serán bienvenidos como sus compañeros de la fundación”, expresó.

Su pasión por ayudar

Ana Senesi, la directora del hospital de Roca todavía recuerda el último mensaje que le envió Fernanda. “Hace unos días me había enviado un audio, quería ser parte de la cooperadora del hospital, tenía un empuje”, contó emocionada.

Durante una campaña para estimular la donación de sangre Ana y Fernanda se encontraron. “Empezamos a hablar y también estaba la doctora Mercedes Alba. Resultó ser que nos unía a las tres el médico Pablo Masari un referente del trasplante renal, yo trabajé para él en Córdoba en una clínica importante donde realizaban trasplantes y ella se trasplantó allí. Alba había realizado con este médico la residencia”, recordó.

Ana no olvida lo maravillosa que fue Fernanda. “Cuando nos conocimos nos dimos cuenta de que teníamos muchas cosas en común. A partir de ahí comenzamos a trabajar siempre porque ella era una referente muy importante en la concientización”, contó.

“Cada vez que realizaba una campaña con su fundación Celebrar la Vida, la acompañamos y hacíamos juntas festivales para sumar al hospital”, expresó.
“Se caracterizaba por su resiliencia”, expresó conmovida.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora