Guía definitiva para mantener una alimentación saludable en invierno

Durante la temporada de frío es necesario aumentar la ingesta de vitamina C, consumir alimentos ricos en vitamina D, optar por platos calientes con verduras, evitar productos procesados y recordar la importancia de beber suficiente agua. ¿Qué frutas y verduras debemos consumir para cubrir estos nutrientes?

Consumir frutas y verduras durante el invierno puede implicar un gran desafío, ya que las comidas calientes y calóricas son las preferidas para el frío. Sin embargo, existen algunos puntos que debemos tener en cuenta a la hora de mantener una alimentación saludable sin dejar de obtener  los nutrientes necesarios.

Aumentar el consumo de vitamina C

En esta temporada las enfermedades están a flor de piel, por eso es importante ingerir naranjas, mandarinas, kiwis, frutillas, morrón rojo, repollo y brócoli para fortalecer el sistema inmunológico.

Pueden ser jugos de naranja y kiwi por la mañana, tartas de brócoli y morrón o ensaladas de repollo y tomate para acompañar el almuerzo o la cena.

Durante el invierno la exposición al sol es menor y eso puede afectar los niveles de la vitamina que ayuda a fortalecer los huesos del cuerpo. Para asegurarnos una correcta dosis, se pueden consumir pescados como la caballa, sardinas y salmón. También, huevos, hígado, lácteos y cereales, según recomienda la licenciada en nutrición Silvana Fourgeaux en una nota de la Tecla Patagonia.

Consumir platos calientes con verduras

Comer rico y sano es posible. Por ejemplo, las sopas caseras con diversas verduras son un plato ideal para las bajas temperaturas porque son bajas en grasas y contienen una alta cantidad de nutrientes.

Asimismo, guisos de porotos negros, blancos, tomates naturales y calabaza pueden ser otra combinación sana y nutritiva.

Atención con los procesados

No sólo no aportan nutrientes, sino que también pueden afectar negativamente a la salud si se consumen a diario. En esta nota te explicamos la diferencia entre alimentos procesados y ultraprocesados.

¡No te olvides de tomar agua!

No hay alimentación saludable sin consumo de agua, de hecho, los especialistas recomiendan tomar cómo mínimo entre dos y tres litros de agua por día. En invierno tenemos menos sed y cumplir con esa cantidad diaria puede ser complejo, sin embargo, se puede reemplazar el consumo por té, infusiones de hierbas o agua con limón y jengibre.


Este contenido fue originalmente publicado en RED/ACCIÓN y se republica como parte del programa ‘Periodismo Humano’, una alianza por el periodismo de calidad entre RÍO NEGRO y RED/ACCIÓN



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios