La historia de Miguel, el parrillero que representó a Río Negro en el Campeonato Federal del Asado

El roquense Miguel Acevedo trabajó durante 12 años para cumplir su sueño de tener su propia parrilla. Logró el octavo lugar luego de asar frente a un riguroso jugado a metros del Obelisco de Buenos Aires.

En una parrilla a metros del obelisco, Miguel Acevedo puso a prueba su experiencia en el Campeonato Federal del Asado. El parrillero de Roca, representó a Río Negro y logró el octavo lugar luego de cocinar una provoleta, riñones, un matambre y una bondiola. La experiencia fue única y ansioso espera volver a repetirla el próximo año.

El lunes pasado fue la cita en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sobre la Avenida 9 de Julio, entre Corrientes y Av. de Mayo.
A las 9 comenzó la aventura. Las parrillas ya estaban con las brasas y los fierros a la justa temperatura.
Emocionado ante un gran público, Miguel junto a otros 23 competidores se midieron ante un riguroso jurado.

El menú que presentó Miguel en el concurso. Foto gentileza

El hombre de 43 años no creyó que sería seleccionado para representar a Río Negro.
“Me anotó mi pareja hace unos meses, era una convocatoria abierta. Te piden mínimo 5 años de experiencia en lo posible comprobable con fotos, vídeos y te hacen muchas preguntas de dónde trabajas, cómo trabajas, si estás realmente relacionado a la gastronomía”, contó.

Luego de completar la planilla y ser evaluado, llegó la llamada de Buenos Aires para confirmar su participación. Ayer tras disfrutar de la competencia volvió feliz a casa a celebrar con su familia y disfrutar del Día del Padre un poco atrasado por su estadía en el concurso del asado.

Miguel pudo disfrutar ayer del Día del Padre con su familia tras su viaje a Buenos Aires. Foto gentileza

Una trayectoria

Miguel es el dueño de la “El Vasco parrilla”, ubicada sobre calle avenida Roca. Allí inició su recorrido como mozo cuando solo tenía solo 17 años.
Luego fue acercándose a las brasas, aprendiendo de los maestros parrilleros. Si bien el disfrutaba de chico comer asados en su casa, en el restaurante pudo apreciar la estética y perfeccionarse en este folclore.

Después esforzarse durante 12 años en esa parrilla, pudo adquirir el local y desde entonces mantiene la excelente calidad gastronómica.

En el Campeonato Federal del Asado. Foto gentileza

Miguel contó que participar del Campeonato Federal del Asado fue una hermosa experiencia y le gustaría también que alguno de los parrilleros de su local tuviera esa oportunidad. “Si le toca a algún otro participante de la provincia me encantaría asesorarlo porque hay detalles que suman mucho. Allá observé, aprendí y comercialmente me sirve mucho”, señaló.

Miguel junto al equipo gastronómico de la «El Vasco parrilla». Foto gentileza

Para el hombre de las brasas lo clave al momento de hacer un asado es usar carne de buena calidad. Después, “hay que darle mucha atención, conocer los tiempos de la carne, no todos los cortes llevan el mismo calor, la misma altura. Primero se prepara la parrilla con cortes gruesos, anchos y después los cortes de menor peso”, explicó.
Finalmente es lo más importante es “la pasión que uno le ponga y con quien lo disfruta. Es fundamental disfrutar siempre con la familia y amigos”, aseguró emocionado.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios