La Navidad se renovó en Bariloche con el pino en el Centro Cívico

Se encendió esta noche, con una plaza colmada de residentes y turistas. La Orquesta Filarmónica de RíoNegro le puso color a la previa.

“¡Papa Noel! ¡Empecemos a llamarlo!”, invitó el conductor del evento en un Centro Cívico colmado de turistas y barilochenses. De pronto, Papa Noel apareció en el balcón del Municipio, las luces de la plaza se apagaron y empezó el conteo regresivo. “10, 9, 8…”, coreaba la gente. Una vez más, como desde hace 10 años, las luces del enorme pino navideño se encendieron y el público aplaudió emocionado. “¡Arranca la Navidad en Bariloche!”, anunció el conductor.

El programa comenzó a las 20.30 con el grupo Tranqui 120 que combinó música con humor. “¿Quién le envió la carta a Papa Noel?”, preguntó uno de los integrantes del grupo humorístico que en todo momento, interactuó con el público. “Hoy conviene escribirle al viejito Pascuero para que sea más generoso”, agregó ante gran cantidad de público chileno.

Al término de la presentación, el conductor anunció que, por un inconveniente, los técnicos de la Cooperativa de Electricidad Bariloche estaban solucionando un problema técnico. Se trataba, en realidad, del director de la Orquesta Filarmónica de Río Negro, Martín Fraille, que desde una grúa dirigió un concierto navideño. Un músico con bandoneón apareció en el palco de la Municipalidad y otros dos violinistas, en el balcón de la Secretaría de Turismo.

La cantante Belén Álvarez también formó parte del espectáculo. En un momento, le pidió al público que encendiera la linterna de los celulares para interpretar el villancico “Noche de paz”.

Somos de Bariloche, pero es la primera vez que venimos a presenciar esto. Quisimos traer a nuestra hija que tiene tres años. Está hermoso”, indicó David Camaño.

Carolina Barbano, de San Martín de los Andes, observaba el espectáculo junto a su pareja y sus dos hijos. “Vinimos a pasear por el fin de semana largo y nos enteramos de esta movida navideña. Me encanta la decoración”, señaló la mujer.

A pocos metros de los arcos del Centro Cívico, Hilario Gaona, un paraguayo residente en Bariloche, lucía su traje de Papa Noel y se sacaba fotos con los más chicos. “Soy vendedor ambulante y hace tres años que vengo al evento. Cobro a voluntad, salvo con los chilenos a quienes les cobro un mil”, dijo.

Antes del encendido del árbol, el flamante intendente Walter Cortés subió al escenario. “Buenas noches a todos. He asumido en el día de hoy y quiero desearles una Navidad en paz y en familia”, indicó.

La historia del árbol

El pino, armado por expertos herreros, se montó por primera vez en el Centro Cívico en diciembre de 2013, hace diez años.

La polémica estuvo presente porque se eligió para el montaje una estructura que cubriera la estatua que le rinde homenaje al general y expresidente Julio Argentino Roca, artífice de la llamada Conquista del Desierto, cuando el Estado argentino avanzó sobre territorios de los pueblos originarios.

Lo cierto es que esa controversia quedó atrás y todos -en Bariloche y entre el turismo- valoraron la decoración como un atractivo en sí mismo.

El paseo en el mismo Centro Cívico y en las primeras cuadras de la calle Mitre, donde se hace fuerte el comercio para turistas, conforman una oferta que atrae a los visitantes, que se toman fotos y hacen filas para recorrer las instalaciones.

Estas fiestas permiten anticipar unos días los meses fuertes del verano.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios