Mueren dos operarios en un accidente en la PIAP

El gobierno dispuso tres días de duelo. Es el primer accidente grave en la planta.

Hay dos heridos graves. Estaban haciendo una prueba de presión en un equipo.

13 sep 2012 - 00:00

NEUQUÉN (AN).- Dos operarios de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) murieron ayer a consecuencia de las heridas que sufrieron en un accidente, del que también resultaron gravemente heridos otros dos trabajadores. Tras recibir los primeros auxilios todos fueron trasladados de urgencia a centros asistenciales, inicialmente al hospital de Senillosa, y luego derivados a esta ciudad.

Las víctima fatales fueron Marcelo Giese y César Gutiérrez y los heridos Sergio Rubio y Héctor Ramos. De los últimos se informó que estaban graves, pero sin otros detalles.

Anoche, el gobierno difundió el decreto con la declaración de tres días de duelo por la muerte de los operarios.

No se dieron precisiones sobre cómo y por qué se generó el accidente. Oficialmente se informó que se produjo en un sector de intercambiadores, sin otras precisiones.

En tanto una versión indicó que los operarios estaban trabajando en un equipo vacío. El martes se habían hecho soldaduras y ayer, cuando hacían una prueba de presión, se desprendió una parte -motivo de investigación-, que alcanzó a las víctimas.

“No puedo dar detalles técnicos del accidente porque no los tengo”, dijo ayer el gerente de Relaciones Industriales de la empresa, el ingeniero Guillermo Schwemm.

Admitió que uno de los heridos fue trasladado al hospital en la ambulancia destinada a cubrir las emergencias y que los otros fueron transportados en camionetas.

Al respecto señaló que se los trasladó por tierra “porque fue la forma más rápida, después de que se le dieran los primeros auxilios. Se los llevó al hospital de Senillosa” para que de ahí se los derivara en ambulancias donde correspondiera.

Ante la consulta señaló que “jamás había ocurrido un accidente de esta gravedad, desde 1993 en que se puso en marcha la planta”.

Desde la oficina de prensa de la empresa se destacó que habían adoptado todas las medidas con el fin de darle la contención necesaria a las familias de las víctimas. Se informó que al momento del accidente al frente del grupo de trabajadores estaba el supervisor, el ingeniero Giese.

Schwemm señaló que la planta siguió funcionando con la dotación de turno, ya que opera las 24 horas. Los periodistas de “Río Negro” no fueron autorizados a ingresar a la planta. “El acceso es restringido por la complejidad de las tareas que se desarrollan”, se argumentó.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.