Murió Etchecolatz: duele «el silencio cómplice», dijo una sobreviviente de La Noche de los Lápices

"Nos privan a todos de saber algo mas de nuestra historia, y llevar un poco de tranquilidad a los familiares, que solo quieren un poco de consuelo y poder llevar una flor a una tumba", sostuvo Moler.





La sobreviviente de La Noche de los Lápices Emilce Moler sostuvo hoy que «el silencio cómplice de los genocidas calla demasiado» y aseguró que el ocultamiento de la localización de los cuerpos de las víctimas del terrorismo de Estado «implica que se sigue cometiendo un delito».

Así reflexionó en diálogo con Télam ante la muerte del represor Miguel Etchecolatz, que recibió múltiples condenas a prisión perpetua, acusado por diversos crímenes de lesa humanidad, mediante una serie de sentencias dictadas entre los años 1996 y 2022, que fueron unificadas en una pena única de reclusión.

«Lo que duele es el silencio cómplice de los genocidas, se van muriendo sin decir dónde están los cuerpos de los hijos, de los familiares y dónde están los nietos apropiados. No es una historia del pasado, es una historia que todavía la tenemos presente, porque con su palabra podríamos hacer llegar un poco de tranquilidad a los familiares de la víctimas. Es un silencio en el que calla demasiado, porque mientras continúe el ocultamiento de cuerpos, el delito no pasó«, dijo Moler a Télam.

En «La Noche de los Lápices» secuestraron a estudiantes secundarios de La Plata. Fue el 16 de septiembre de 1976. Foto: Ramiro Gómez | Agencia Télam.

La mujer, que fue secuestrada por un operativo conjunto del Ejército y la Policía bonaerense junto a otros estudiantes secundarios de La Plata, en septiembre de 1976, recordó a todos los desaparecidos y especialmente a Julio López y a la nieta apropiada de María «Chicha» Mariani, Clara Anahí, secuestrada durante un operativo policial y que aún no recuperó su identidad.

«Nos privan a todos de saber algo mas de nuestra historia, y llevar un poco de tranquilidad a los familiares, que solo quieren un poco de consuelo y poder llevar una flor a una tumba«, sostuvo Moler y finalmente señaló que Etchecolatz fue «juzgado por una justicia que obró limpiamente» y que «tuvo todos los derechos que él no permitió a sus víctimas».

Pablo Díaz: «La justicia ha mirado para otro lado»


En tanto, Pablo Díaz -otro de los sobrevivientes de La Noche de los Lápices- expresó a Télam: «A mí me genera una contradicción: siento que no se hizo justicia con respecto a su reclusión en una cárcel común y haber tenido tanto tiempo el tema de un privilegio carcelario y un arresto domiciliario que le salió hace 15 días paradójicamente«.

«El crimen de lesa humanidad es el crimen de los crímenes. El que haya tenido tantos privilegios me parece una síntesis de que la justicia ha mirado para otro lado», dijo Díaz para quien «la Justicia lo cuidó».

Agencia Télam.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Murió Etchecolatz: duele «el silencio cómplice», dijo una sobreviviente de La Noche de los Lápices