Continúan las restricciones para camiones y colectivos en la Ruta 23, en la Cordillera de Río Negro

Por las intensas lluvias y la acumulación de barro se dispusieron restricciones al tránsito en el tramo entre Dina Huapi y Pilcaniyeu. Las medidas fueron tomadas ayer y, en el parte de hoy, ratificaron la decisión. Vialidad apeló a la precaución de los conductores.

Vialidad Nacional confirmó este domingo que, la circulación de camiones y colectivos en la Ruta Nacional 23, entre Dina Huapi y Pilcaniyeu, continuará restringida. Las medidas fueron tomadas debido a la acumulación de barro. Autoridades pidieron transitar con precaución.

En el parte que se dio a conocer ayer, pasado el mediodía, contemplaba que el tramo de la vía nacional de la Ruta 23 (que va desde Pilcaniyeu hasta pocos kilómetros al este de Bariloche) en la zona andina de Río Negro, se encontraba restringido para vehículos pesados.

Esta mañana, Vialidad volvió a emitir un comunicado oficial informando sobre las condiciones adversas que enfrentan los conductores que transitan la zona de la Cordillera de Río Negro. Sostuvieron que, debido a las condiciones climáticas y obras en curso, continúa restringido el paso para camiones y colectivos hasta nuevo aviso.

La transitabilidad en esta importante vía fue calificada como delicada debido a la acumulación de barro y hielo en los desvíos de obra, lo que requiere a los conductores extremar las precauciones al circular por la zona. Las curvas cerradas y con poca visibilidad aumentan el riesgo de incidentes, por lo que se instó a todos los automovilistas de la vía a conducir a una velocidad moderada y con máxima atención.

Las autoridades también recordaron la obligatoriedad de portar cadenas en todos los vehículos que circulen por esta ruta. Dada la presencia de hielo y barro, esta medida es esencial para garantizar la seguridad de los conductores y evitar posibles accidentes.

Los tramos pavimentados no son una excepción, ya que la calzada se encuentra mojada, lo que aumenta el peligro de aquaplaning y deslizamientos. La transición de asfalto a ripio también requiere precaución, ya que puede afectar la adherencia de los neumáticos y la estabilidad del vehículo.

Esta restricción temporal busca salvaguardar la integridad de los conductores y evitar incidentes lamentables. Por ello, solicitaron a la comunidad estar atentos a las actualizaciones de Vialidad Nacional sobre el estado de la Ruta 23 y seguir las recomendaciones para evitar situaciones de riesgo.

Se espera que una vez que las condiciones climáticas mejoren y las obras en curso finalicen, la restricción sea levantada y la circulación pueda retomar su normalidad. Sin embargo, por ahora, insistieron a todos los conductores a ser responsables y tomar todas las medidas necesarias para garantizar su seguridad y la de los demás usuarios de la vía.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios