Exclusivo Suscriptores

Víctor García, padre del primer pavimento de Neuquén

Fue el primer intendente elegido por el voto popular. Fue el encargado de gestionar fondos para la extensión de los servicios públicos. Compró las tierras para el Parque Norte.

En 1955 el Congreso de la Nación sancionó la ley de provincialización de los Territorios Nacionales. El primer paso fue la convocatoria a elecciones para elegir los primeros gobiernos locales. En Neuquén ganó la fórmula Ángel Edelman-Alfredo Asmar y en la capital provincial asumió en 1958 el cargo de intendente, Víctor García. Hasta ese momento, las ciudades eran conducidas por los Consejos Municipales.

Por aquellos años, la capital neuquina abarcaba 8.750 hectáreas que incluían una extensa zona rural, integrada por tres colonias agrarias; Colonia Valentina, Colonia Bouquet Roldán y Colonia Confluencia, según consta en los archivos que guarda el museo Paraje Confluencia.

Los vecinos se habían ubicado dentro de un radio de 8 kilómetros al sur de la línea del ferrocarril y a 1 kilómetro de la estación, hacia a el sector de las bardas.

“Hacia el lado este y oeste de las actuales avenida Olascoaga y Argentina, el radio urbano ocupado era de 1 km por lado”, según consta en los documentos históricos.

Víctor García, primer intendente elegido por el voto popular obtuvo la mayoría y llegó a la intendencia de la capital con 3.435 votos. En ese momento Neuquén tenía alrededor de 12.000 habitantes.
La ciudad comenzaba a experimentar un explosivo crecimiento demográfico. Miles de familias elegían estas tierras en busca de un futuro prometedor. Pero la capital no estaba del todo preparada para acogerlas.

El flamante jefe comunal debió arremangarse para poner manos a la obra. Una de las primeras iniciativas que encaró fue la creación de un plan regulador urbanístico, que fue diseñado junto al arquitecto Aníbal Müller, uno de los principales realizador del orden urbano.

Desde la gestión provincial, el gobernador Edelman gestionó ante el estado nacional préstamos y subsidios para mejorar y extender los servicios públicos como la energía eléctrica, la red de agua potable que en ese momento era administrada por Obras Sanitarias de la Nación, el sistema de teléfonos y la pavimentación de las primeras cuadras de la ciudad.

“También se desarrollaron proyectos para la construcción de un aeropuerto. En 1956 ya se había habilitado la ruta nacional 22”, se agrega en los archivos.

“En cuanto a las gestiones sociales, durante la gestión de Víctor García se creó la Caja de Previsión Social de la Provincia y la Caja de Obra Médica Asistencial, antecedente del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN)”.

Por otra parte, el municipio adquirió 12 hectáreas que fueron compradas a la sociedad Nueva España p ara ejecutar un proyecto de forestación que permitiera evitar las consecuencias de los grandes aluviones, en épocas de lluvias. Hoy se conoce como Parque Norte.


Comentarios