Victoria, la primera física médica del sistema público de salud de Neuquén

Llegó desde Salta y trabaja en el sector de Radioterapia del hospital Castro Rendón. Es parte de la puesta a punto del acelerador lineal, un equipamiento con tecnología de punta para el tratamiento contra el cáncer.

Desde hace casi un año y medio, Victoria Batellino Percello trabaja en el hospital Castro Rendón de Neuquén, en el sector de Radioterapia. Es la primera física médica del sistema público de salud de Neuquén. Su formación la trajo a la Patagonia, en un camino que comenzó en Salta y con una maleta de sueños que hoy la llevó a ser una de las protagonistas de un proceso para que se concrete el uso del acelerador lineal, un equipo con tecnología de punta para el tratamiento de pacientes oncológicos.

La profesional salteña se incorporó al hospital en enero de 2022. Estuvo previamente en el lugar en 2021 en una práctica que realizó para obtener un permiso individual que otorga la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN).

Explicó que el físico médico puede trabajar tanto en radioterapia, como en medicina nuclear, como en imágenes médicas. «Está detrás de todo lo que son controles de calidad de muchos equipamientos y de los tratamientos», señaló, con palabras y entonaciones que muestran la pasión por su profesión.

Es la responsable del área de física médica, de radioterapia del Hospital Provincial de Neuquén. La llegada de Percello al establecimiento neuquino fue de la mano con la instalación del acelerador lineal, el primero del sistema público de salud de la provincia y de la Patagonia. Es un equipamiento que se encuentra dentro de un búnker y utilizado para el tratamiento contra el cáncer.

Durante todo el proceso de instalación de los equipos, la física médica tuvo capacitaciones. Una de esas fue en Brasil. Valoró todo lo que significó ser parte de la incorporación de un avance tecnológico que es relevante para el tratamiento de pacientes oncológicos.

Fue parte de todo el proceso de instalación, aceptación, y de comisión de los equipos. “Una de las experiencias más gratificantes y satisfactorias”, expresó.

Se viene trabajando para lograr el aval de la ARN, que se espera,  podría darse este mes de noviembre. Esto permitirá el uso del acelerador lineal (que viene a reemplazar la bomba de cobalto) para el tratamiento oncológico.

Percello, hoy, en su jornada diaria realiza controles de calidad, planillas de parámetros físicos, y organización del flujo de trabajo con los técnicos y médicos. Desde este año, está junto a otra física médica, Eliana Quinteros.

En más de una oportunidad, remarcó que el servicio de Radioterapia está en coordinación de otros como Tomografía,  Ingeniería e Informática. Además del trabajo interdisciplinario junto a médicos y técnicos radiólogos.

Percello, actualmente vive con su pareja en Neuquén. Una de las cosas más difíciles en su día a día es la lejanía con su familia.»Tengo toda mi familia allá.  Lo bueno es que hoy en día estoy acompañada por mi pareja, que se mudó acá a Neuquén.  Así que por ahora tengo la fortaleza de estar con alguien más.  De estar acompañada en todo este camino.  Y de los dos estar pudiendo crecer profesionalmente, él es ingeniero», relató.

Su formación fue en Salta, Bariloche y Mendoza. Estudió en la Universidad de Salta los dos primeros años. Después la Licenciatura en Física con orientación en Física Médica en el Instituto Balseiro de Bariloche, y en la Universidad Nacional de Cuyo. Continuó con la maestría, en ambas instituciones, y después hizo la especialidad en Física Médica de la Radioterapia en el Instituto Zunino.

Durante la entrevista, la profesional menciona de manera especial a Daniel Córdoba, un profesor que dio un taller en Salta, y que lo inculcó en la pasión por la Física. “Daba clases los días sábados, a grupos de física para alumnos de la secundaria. Acercaba las ciencias duras de manera muy sencilla. Tenía muchísima didáctica y motivaba a muchos jóvenes estudiantes, entre esos yo, que ahí me enteré de lo que era el Instituto Balseiro”, recordó.

Foto: Matías Subat

El acelerador lineal funciona como una terapia radiante con electricidad y viene a reemplazar la bomba de cobalto en el tratamiento oncológico, informaron desde el ministerio de Salud.


Reconocimiento en Neuquén junto a otras profesionales del hospital 


En septiembre, Victoria Percello, fue una de las trabajadoras del hospital que fue reconocida en el homenaje “Mujeres teníamos que ser” que realizó la Subsecretaría de las Mujeres de la Municipalidad de Neuquén.

Las otras homenajeadas fueron Roxana Cides, la primera camillera del hospital; Soledad Velardez Almaraz,  la primera ingeniera electrónica y Cecilia Molina la primera Bioingeniera, ambas del equipo de Electromedicina.

«Cada una de ellas fueron reconocidas en representación de todas las mujeres que buscan valorizar y visibilizar el gran trabajo que realizan, capaces de derribar barreras de desigualdad, de aportar crecimiento y bienestar a la sociedad con su compromiso diario, promoviendo mayor inclusión e igualdad», celebraron desde el hospital.

Percello fue también reconocida este año por la Cámara de Diputados de Salta por ser la primera física médica salteña. Fue durante la presentación de la Enciclopedia Digital Interactiva de Salta 2023.

Equipos

5.000.000
dólares se requirió para la compra del acelerador lineal Elekta Synergy. Para la ejecución de la obra del búnker se invirtieron 81.193.386,63 pesos.
Foto: Matías Subat

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios