Amparo por PCB en Sierra Grande

Vecinos autoconvocados exigen liberarse de los tóxicos almacenados en la ciudad

El grupo de habitantes, acompañados por otros referentes, en la entrevista con Sodero Nievas.

VIEDMA (AV)- El grupo de vecinos de Sierra Grande “En defensa de la vida, No al PCB” presentaron ayer al Superior Tribunal de Justicia un recurso de amparo destinado a que se retiren de las cercanías de la localidad rionegrina los residuos tóxicos existentes. Cumplido el trámite fueron recibidos por el juez del Superior Tribunal de Justicia, Víctor Hugo Sodero Nievas -también oriundo de la ciudad serrana-. La pretensión de los vecinos es que una delegación encabezada por Sodero Nievas recorra el depósito ubicado en el predio de la ex Hiparsa, donde se alojan miles de litros del PCB y una cantidad indeterminada de cianuro. “Estamos cansados de ser el depósito del material tóxico de toda la provincia, queremos saber por qué se eligió a Sierra Grande para dejar estos productos”, preguntaban ayer los vecinos al juez del STJ. El encuentro se desarrolló al mediodía de ayer en el salón de acuerdos del Superior Tribunal, donde los vecinos pudieron ampliar sus manifestaciones de preocupación por la situación que atraviesa la localidad en materia de contaminación. El grupo estaba acompañado por los legisladores de esa ciudad, Magdalena Odarda (ARI) y Renzo Tamburrini (Frente para la Victoria), los concejales de San Antonio Oeste Daniel López, de Viedma Ariel Gallinger y la serrana Roxana Fernández, Luis Giannini de la CTA y otros referentes. La edil Fernández enfatizó que a pesar de las sospechas aún no hay datos contundentes sobre la posibilidad de que la presencia de PCB en la ciudad haya generado problemas de salud a quienes pudieron haber tomado contacto con este material de extrema peligrosidad. Cabe recordar que días atrás, el presidente del Consejo de Ecología y Medio Ambiente, Oscar Echeverría, reconoció ante los legisladores de la comisión legislativa de Planificación, Asuntos Económicos y Turismo que no cuenta con recursos suficientes para concluir el plan de remediación del PCB, que aún permanece alojado en polvorines de la ex Hiparsa. En diálogo con “Río Negro” calculó que para la exportación de ese material tóxico y contaminante se requerirían unos 150.000 o 200.000 euros.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora