Sorprenden a banda en pleno robo de petróleo

Detuvieron al chofer, pero otros dos escaparon.

Jorge Tanos

RÍO COLORADO (ARC).- La policía pampeana de La Adela impidió el robo de unos 18.000 litros de petróleo, extraído del sistema troncal del oleoducto en la empresa Odelval SA que corre paralelo a la Ruta 22, en dirección a Bahía Blanca, y ahora se encuentra tras los pasos de una red dedicada al contrabando de crudo.

Hasta el momento sólo está detenido el chofer del camión cisterna capturado en rutas pampeanas, mientras que la justicia de la vecina provincia dispuso una serie de medidas para dar con el paradero de otros integrantes de una organización que abarcaría desde Buenos Aires hasta General Roca.

El lugar seleccionado para “pinchar” el ducto, las herramientas abandonadas al llegar la policía, la prolijidad y la exactitud de los trabajos realizados sobre el caño (por donde el crudo circula con gran potencia) hacen presumir que es una banda especializada en este tipo de robos.

Todo comenzó el miércoles a las 5 de la mañana, cuando empleados de la propia planta alertaron sobre movimientos extraños en el kilómetro 807 de la Ruta 22, a unos 47 kilómetros de la localidad de La Adela y a 7 kilómetros de la planta de bombeo instalada en la zona.

Al constituirse en el lugar, los efectivos policiales se encontraron con una camioneta blanca Ford F 100 (patente ADX 036) que estaba abandonada y que horas más tarde fue denunciada como robada en Roca (ver aparte). Al lado, hallaron un grupo electrógeno, una soldadora y distintas herramientas e instalaciones de cañerías.

Inmediatamente se montó un operativo y se detectó que minutos antes había pasado por el puesto caminero cercano un camión Mercedes Benz (patente HCJ 802) que transportaba una cisterna (patente VNB 072) sin inscripciones y que circulaba desde Bahía Blanca y retomó la Ruta 154 con rumbo a Santa Rosa, La Pampa.

Una comitiva policial salió en persecución del rodado y los efectivos lograron interceptarlo dos horas más tarde en la Ruta Nacional 3, a unos 110 kilómetros del puesto de control. Al ser consultado por lo transportado y por el destino final al que se dirigía, el chofer –de quien no se informó la identidad para preservar las investigaciones pero se indicó que tiene unos 45 años y es oriundo de Buenos Aires– se mostró nervioso. En sus dichos, según precisaron las fuentes policiales, mantuvo “varias contradicciones” que despertaron las sospechas en los uniformados.

Al hacerlo retornar a la localidad y verificar el contenido del tanque, se constató que transportaba unos 18.000 litros de crudo recientemente sustraído de las cañerías de Odelval.

El camión, según precisaron las fuentes de la investigación, contaba con una inscripción de la empresa “Botto” de San Justo, provincia de Buenos Aires, al igual que la titularidad del mismo.

Durante las primeras horas de claridad, en un rastrillaje a cargo del oficial Flavio Calvo, se detectó que en la zona donde se detectó la perforación habrían trabajado al menos dos personas más, quienes se dieron a la fuga al momento de la llegada de la policía. Por lo que deducen los investigadores en base a la inspección, los delincuentes habrían tenido el apoyo de otro vehículo cercano que los transportó hacia la provincia de Buenos Aires.

El camión en el que se transportaba el crudo robado pertenecería a una empresa de Buenos Aires. Lo detectaron en la Ruta 3.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora