"Tala correctiva" de los eucaliptos

Comenzará en abril, es para evitar posibles accidentes con caídas de ramas.



NEUQUEN (AN).- El municipio hará una tala correctiva de cerca de 300 eucaliptos ubicados en los bulevares del área centro de la ciudad, para evitar posibles accidentes ocasionados por la caída de ramas secas. El objetivo es mantener el arbolado de las calles diagonales, que ya se ha vuelto una postal típica de la ciudad, sin descuidar la seguridad de los vecinos.

Los trabajos comenzarán a partir de mediados de abril y concluirán a fines de setiembre, respetando la temporada de poda. Además de bajar a 20 metros las copas de los árboles, se eliminarán los gajos secos o quebradizos.

El secretario de Servicios Públicos y Gestión Ambiental del municipio, Carlos Yanes, relató que a comienzos del 2005 se creó una comisión de trabajo encargada de estudiar el estado en el que se encontraban los eucaliptos ubicados en las diagonales y otros puntos de la capital, que elevó un informe en julio del año pasado.

La comisión, creada a instancias del Concejo Deliberante, estuvo integrada por técnicos de la municipalidad, la Universidad Nacional del Comahue, el Consejo Provincial de Educación, la Asociación Amigos de la Jardinería, el Club Maipú y la Defensoría del Pueblo.

Se censaron 287 árboles, de los cuales sólo dos estaban secos, por lo que la comisión desestimó la remoción del arbolado recomendó realizar a partir de este año una tala correctiva para bajar la altura de los eucaliptos a no más de 20 metros. Actualmente, el 15 por ciento de los árboles supera ese volumen.

Yanes indicó que para la poda se necesitan dos grúas de gran altura y con alta potencia. "Una máquina se utiliza para sostener al operario y la otra sostiene los gajos para que no caigan al piso", explicó.

La contratación de las grúas representa el mayor gasto del operativo de mantenimiento de los árboles. El secretario anticipó que se solicitará una máquina al Ejército, pero la otra será adquirida a través de una compulsa de precios que se hará en los próximos días.

Yanes señaló además que, como quedó en evidencia durante el último temporal de viento, el riesgo de que se produzcan accidentes por árboles de gran tamaño y edad existe en cualquier punto de la ciudad.

Tras la tormenta de viento del miércoles, el desprendimiento de ramas secas afectó las líneas de alta tensión de los barrios San Lorenzo, Villa Ceferino, Melipal, Almafuerte, Gran Neuquén y San Lorenzo.

Por ese motivo, el funcionario resaltó la importancia de las tareas de mantenimiento y poda en los espacios verdes.


Comentarios


"Tala correctiva" de los eucaliptos