Tercera chance para Parva Negra

Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) recibió una propuesta de una petrolera para hacerse cargo del área que tuvo dos reversiones en los últimos cinco años. El próximo lunes se definirá si la firma Capex será la nueva operadora del bloque.



El área Parva Negra Oeste se ubica el noroeste de la zona caliente de Vaca Muerta, cerca de la cordillera del Viento.

El área Parva Negra Oeste se ubica el noroeste de la zona caliente de Vaca Muerta, cerca de la cordillera del Viento.

A Parva Negra Oeste le antecede la mala fama. El bloque ubicado sobre Vaca Muerta es apodado por muchos como “el área maldita” dado que fue concesionado dos veces en los últimos cinco años y en ambos casos los procesos terminaron en su reversión porque las empresas adjudicatarias no pudieron reunir los fondos para realizar las inversiones comprometidas.

El área volvió a ser noticia la semana pasada cuando en el séptimo corte trimestral que realizó la estatal Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) la firma de energía Capex se presentó y realizó una oferta por el área errante.
El análisis de la propuesta contempla por un lado el estudio tanto de la oferta económica como del plan para poner en producción el bloque. Y, el otro lado, también abarca un relevamiento sobre la solvencia económica y financiera de la firma.

En números

1.100
millones de dólares era el monto total de la inversión que había propuesto la firma Retama Argentina.
3 áreas
recibieron ofertas en el último corte trimestral que realizó la estatal neuquina GyP.

Este proceso está previsto que culmine hacia fines de esta semana y que el próximo lunes 12 se proceda a develar si la propuesta fue aceptada y derivará en un nuevo contrato de asociación con GyP.

En las mismas condiciones se encuentran las otras dos propuestas que se recibieron en este corte trimestral y que corresponden a la noruega Equinor, por el área Aguila Mora Noreste –un bloque lindero a su desarrollo en Bajo del Toro– y la pequeña operadora salteña Petrolera San Miguel que propuso operar el área convencional Catriel Viejo.

Concesiones frustradas

El derrotero de Parva Negra Oeste comenzó en 2014 cuando el entonces gobernador Jorge Sapag concesionó el área a la ignota firma pampeana Enercana. La compañía no logró reunir los fondos necesarios para el plan de desarrollo que habían presentado y llevó a que la concesión fuera revertida.

El área volvió a manos de GyP desde donde se la otorgó en noviembre de 2017 a Retama Argentina, la subsidiaria de Retamco. La firma constituía la primera pyme petrolera norteamericana en desembarcar en Vaca Muerta pero tampoco logró reunir fondos para su desembarco y en diciembre del año pasado tuvo el mismo destino cuando se dictó la caducidad de la concesión.

Desde GyP son cautos con el nuevo proceso y por lo bajo señalan que, como en el dicho, ojalá la tercera sea la vencida.

Una propuesta destacada para producir más gas de Vaca Muerta

La oferta presentada por Capex a las autoridades de Gas yPetróleo del Neuquén (GyP) llamó la atención por cortar una racha negativa de interés en lo que hace a la producción de bloques orientados al gas no convencional.

Esto se debe al delicado momento que atraviesa este sector de los hidrocarburos en el que se conjugan la falta de capacidad para transportar una mayor producción con la baja demanda que hizo que el precio del millón de BTU cayera por debajo de las expectativas de las petroleras.

Parva Negra Oeste se emplaza en lo que se denomina como la ventana del gas seco de Vaca Muerta, es decir que su potencial es únicamente la producción de gas.

Fuentes con acceso a las negociaciones detallaron que el interés de Capex radica en incrementar su producción del fluido pero no para orientarla al mercado general sino para destinarla al consumo de las centrales térmicas de la misma firma.


Comentarios


Tercera chance para Parva Negra