Termina el juicio contra una médica por la muerte de una joven

El martes se conocerá la sentencia del caso por el fallecimiento de una adolescente de 17 años en El Maitén, luego de que le practicaran un aborto no punible.

#

La médica acusada, junto a su abogado defensor, en la audiencia de ayer. (Foto: fernando bonansea )

El próximo martes el juez José Colabelli leerá la sentencia del juicio que afrontó Estrella Perramón, una médica que practicó un aborto no punible en el hospital de El Maitén y cuya paciente luego falleció.

En los alegatos, el abogado Edgardo Manosalva resaltó que su defendida “cumplió con todo lo que es exigible para que la interrupción del embarazo sea legal”.

Remarcó que “realizó la interrupción medicamentosa del embarazo siguiendo estrictamente el protocolo pertinente” y que las causas de la muerte “deben buscarse en la atención inadecuada que habría recibido en terapia intensiva del Hospital Zonal de Esquel”.

Luego de repasar algunos testimonios, pidió la absolución de su cliente “por atipicidad de carácter absoluto en la conducta que se investigó, ya que su desempeño fue como debe ser el de una profesional. No hubo imprudencia, negligencia, ni impericia de los deberes a su cargo”, valoró el letrado.

Al finalizar pidió que “se investigue por falso testimonio a todos los profesionales que declararon aportando datos que llevan a la confusión y hacen creer a quienes no conocen de medicina que obró de manera incorrecta”.

En tanto, el fiscal Carlos Díaz Mayer dijo que se “ha logrado demostrar que la médica acusada, abusando de su profesión, llevó a cabo una práctica médica de manera deficiente”.

“El aborto o la interrupción legal del embarazo como acto médico, no ha sido cuestionado por este Ministerio Público Fiscal; acusamos a la imputada por mala praxis. Se da en una intervención médica, como en este caso, como también puede ser en el caso de una amputación de un miembro o en la extracción de una muela o cualquier otro procedimiento médico”, objetó el representante del ministerio público.

Interés nacional

El juicio despertó el interés de organismos nacionales, médicos y público, que colmó ayer el recinto de Tribunales durante la última audiencia de más de 5 horas, y se remite al aborto no punible practicado a Keila, una joven de 17 años de El Maitén, el 1 de diciembre de 2015 al mediodía en el hospital local.

Díaz Mayer argumentó que “las irregularidades” se observaron “en el tratamiento que la médica dio a la paciente cuando llegó a los cuatro días del aborto medicamentoso, con fuerte dolor abdominal”.

Desde su óptica, Perramón “conocía que había practicado un aborto y lo esperable era que realizase una ecografía para descartar que ese síntoma fuera una complicación de la práctica realizada”.

El dato

Apoyo desde la Facultad de Medicina

El caso despertó gran interés en diferentes organismos e instituciones vinculadas a la medicina.

Hace unos días la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Comahue respaldó a la médica, graduada de la institución.

El Consejo Directivo pidió que “el proceso no se constituya en un mecanismo aleccionador y restrictivo para el acceso de otras mujeres al derecho a la interrupción legal del embarazo”.

En el comunicado, votado por unanimidad del Consejo Directivo, se asegura que “la médica actuó legalmente, garantizando los derechos de la solicitante”.

Datos

5
horas duró la audiencia realizada ayer, que se desarrolló en Esquel.

Comentarios


Termina el juicio contra una médica por la muerte de una joven