Todos necesitan resultados concretos



MADRID (AP).- La cumbre de la Unión Europea, América Latina y el Caribe vela armas con la esperanza de brindar resultados concretos, más allá de una declaración final en la que se esperan muchas referencias a la necesidad de incrementar la cooperación entre las regiones. Un total de 60 países, con la presencia confirmada de al menos 30 jefes de estado o de gobierno, se reunirán desde mañana al miércoles en Madrid en la sexta cumbre de este tipo, que se celebra cada dos años. El presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durao Barroso, dijo hace poco que Madrid sería “la cumbre de los resultados’’. Sin embargo, sólo está garantizada la firma de tratados de libre comercio de la UE con Perú y con Colombia. Mientras tanto, se negocia a contrarreloj una acuerdo similar entre Europa y los países centroamericanos y se da por supuesta la oficialización de un compromiso para reiniciar las negociaciones de un acuerdo de libre comercio entre Europa y el Mercosur, que, eso sí, se ha topado a último momento con el rechazo de varios países europeos, encabezados por Francia. La idea de España es usar su influencia en América Latina para implicar a sus socios europeos en una nueva relación entre las dos regiones para que se conviertan en socias globales, tratando de alcanzar entendimientos amplios sobre el cambio climático, la nueva arquitectura financiera y el desarrollo e innovación. Es un reto complicado en todos los frentes, según los analistas, que entienden que el bloque americano está roto, sin una única voz, en un momento en que, además, países influyentes como Brasil están a punto de cambiar de gobierno. La cumbre tratará de plasmar en el papel este objetivo a través de una declaración política y el establecimiento de un programa de trabajo que sirva como hoja de ruta para evaluar resultados.


Comentarios


Todos necesitan resultados concretos