“Todos nos preguntábamos por qué lo hizo, pero eso sólo ella lo sabe”



#

Siguió ayer el juicio contra la cuidadora de ancianos acusada de un brutal crimen en Roca.

ROCA.- “No entendíamos nada, todos nos preguntábamos por qué lo hizo, qué habrá pasado por su cabeza, pero eso sólo lo sabe ella”, contó entre lágrimas una joven que hasta hace poco era prácticamente una hija más en la casa de Noemí Élida Peralta (62), la mujer de Roca que está siendo juzgada como sospechosa del asesinato del jubilado Edmundo Espeche (87). Ayer se realizó la segunda audiencia del juicio oral y público ante los jueces de la Cámara Criminal Segunda y las amigas de la hija de Peralta fueron las testigos centrales, aunque poco aportaron sobre el hecho. La última jornada de debate, con un testimonio y los alegatos finales, podría realizarse la semana próxima, aunque la fecha aún está definida. “Cuando la visitábamos (en su lugar de detención) tratábamos de no sacar el tema, sólo de pasar un momento lindo con ella, compartiendo unos mates”, contó la joven, alejada ahora de la familia por razones que, según indicó, no están relacionadas con el crimen. La chica lloró durante toda la audiencia y el abogado Ricardo Thompson, del equipo de la querella que integran también Marcial Peralta y la hija de la víctima, Patricia Espeche, le preguntó si sentía miedo. “Miedo no, pero es una situación incómoda”, respondió la testigo, que recalcó dos veces la “gran familia” que habían formado Peralta con su marido y sus tres hijos. Espeche fue asesinado a puñaladas en su céntrico departamento la noche del 6 de agosto de 2013. Peralta, quien ofrecía a través de PAMI y de publicidad privada sus servicios como “cuidadora de ancianos”, en realidad le prestaba a la víctima servicios sexuales. Según la acusación de la querella, habría matado a Espeche en el marco de un robo. (Redacción central)


Comentarios


“Todos nos preguntábamos por qué lo hizo, pero eso sólo ella lo sabe”