Tras cientos de muertos, Europa busca una salida

El jueves habrá reunión de presidentes. Definen plan de diez puntos

AP

MILÁN.- Mientras cuadrillas de rescate atendieron ayer dos nuevas emergencias de inmigrantes frente a las costas de Libia, y una tercera embarcación encalló cerca de Grecia tras un fin de semana de desastres que se teme hayan dejado cientos de muertos, altos funcionarios europeos buscaban formas de contener la ola de tráfico de inmigrantes procedentes de África y el Medio Oriente.

El primer ministro italiano Matteo Renzi criticó lo que calificó de un “aumento importante en los viajes de la muerte”, y pidió una respuesta europea unida para combatir la crisis humanitaria en el Mediterráneo.

“Nos enfrentamos a una actividad delictiva organizada que gana muchísimo dinero, pero sobre todo arruina muchas vidas”, dijo Renzi en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro de Malta, Joseph Muscat.

Al calificar la tragedia del fin de semana de “algo que lo cambia todo”, Muscat dijo que “si Europa no trabaja junta, la historia la juzgará muy mal”.

Con el correr de las horas, han salido a la luz nuevos detalles sobre el desastre en que se cree perecieron ahogadas por lo menos 700 personas, un saldo que de confirmarse sería la peor tragedia de migrantes de que se tenga noticia.

Fiscales italianos dijeron que cientos de personas estaban encerradas y no pudieron escapar cuando la desvencijada embarcación zozobró frente a la costa de Libia.

En una conferencia de prensa en Catania, Sicilia, el fiscal Giovanni Salvi afirmó que “varios cientos de personas fueron obligadas a bajar a las bodega y las encerraron”. Agregó que cientos más fueron encerrados en un segundo nivel del barco, que también llevaba a cientos de migrantes amontonados en el puente superior.

Muscat, el primer ministro maltés, estimó que los traficantes que organizaron el fatídico viaje habían cobrado entre un millón y cinco millones de euros.

Un sobreviviente, identificado como un bangladesí de 32 años, dijo que 950 personas iban a bordo del barco cuando naufragó cerca de la costa libia, y sólo un puñado fue rescatado con vida. Salvi dijo que el sobreviviente no tenía manera de verificar número, y que la Guardia Costera calculaba que había 700 personas a bordo, con base en sus observaciones.

El sobreviviente fue trasladado el domingo en helicóptero a Catania, donde fue entrevistado por fiscales.

Pero incluso mientras los líderes europeos trataban de determinar cómo responder a la crisis, más embarcaciones precarias zarparon el lunes. Renzi dijo que barcos italianos se apresuraban a responder a llamadas de emergencia de una balsa inflable cerca de la costa de Libia con entre 100 y 150 migrantes, y otra embarcación que llevaba unas 300 personas.

En un incidente separado, por lo menos tres personas, entre ellas un niño, perdieron la vida y 93 fueron rescatadas cuando una embarcación de madera con docenas de inmigrantes que salieron de Turquía encallaron en la isla griega de Rodas.

Mientras tanto, en Palermo, fiscales dijeron que el grupo de traficantes desbaratado participó en transacciones por valor de cientos de miles de euros en toda Europa porque los migrantes pagaban no solo para cruzar el Mediterráneo, sino para unirse a familiares en el norte de Europa.

Libia es el punto de tránsito para los migrantes que huyen de conflictos, represión y pobreza en países como Eritrea, Níger, Siria, Irak y Somalia, y el aumento de la inestabilidad, unido a una mejora en las condiciones del clima, hace que más personas se lancen al peligroso cruce. (AP)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios